Hábitos

Los mejores hábitos para la vida

Reflexiones

¡Una persona feliz no expone toda su vida en las redes sociales!

Los que son realmente felices saben que lo más importante es vivir y no mostrar que se ha vivido, por lo que no sienten la necesidad de exponerlo todo en las redes sociales.

En la era de las redes sociales, es muy común tener en nuestras listas a personas que están compartiendo todo lo que les pasa todo el tiempo. Desde lo más simple a lo más complejo, sienten la necesidad de explicar, a través de fotos y videos, todos los detalles de cada parte de su día.

En un contexto de consejos y aprendizaje sobre la vida y la vida cotidiana, es interesante consumir este tipo de contenidos, pero cuando la exposición no tiene fin, además de exponer su propia rutina al público, nos quedamos preguntándonos qué es lo que les hace dedicar tanto tiempo a las redes sociales.

Estas personas siempre muestran mucha felicidad, comparten cada detalle de su vida cotidiana, como si todo fuera perfecto, como si no tuvieran defectos o problemas, y sus actitudes muestran que han descubierto el secreto para tener una vida perfecta. ¿Pero es así?

No podemos negar que Instagram y Facebook se han convertido en parte de nuestras vidas y que es normal publicar allí las cosas buenas de nuestra vida diaria, pero ¿todo lo publicado representa la realidad?

Sabemos que cada persona expresa su felicidad de una manera y, hasta cierto nivel, no hay nada de malo en compartir sus logros con los amigos a través de Internet. Sin embargo, cuando la vida misma gira en torno a esto, puede ser una señal de que algo está mal.

La verdadera alegría no necesita ser compartida en cada momento. La gente que se considera feliz está ciertamente más interesada en disfrutar de sus vidas que en convencer a los que les rodean de que tienen todo lo que necesitan.

La necesidad de exponer absolutamente todo sobre la vida de uno en las redes sociales, de hecho, puede ser una indicación de la falta de satisfacción y objetivos en relación con la propia vida, porque los que son realmente felices no tienen tiempo para exponerse tanto, porque están ocupados, disfrutando del momento presente.

Muchas personas utilizan las redes sociales para intentar disimular su insatisfacción con su propia felicidad, y al hacerlo lo hacen mucho más evidente, porque no hay ninguna persona que sea feliz todo el tiempo.

La verdadera felicidad se encuentra en el mundo real, más allá de los límites de Internet, así que no compares tu vida con las perfectas que ves en redes, porque difícilmente es auténtica.

Concéntrate en crear tu propia felicidad y asegúrate de saber que la vida es mucho más especial y transformadora que sólo la publicación.

 Comparte este artículo y escríbenos tu opinión en la sección de comentarios.

1 Comentario

  1. Beatriz Bobadilla

    Estoy de acuerdo con el contenido del artículo, este tipo de personas aparentan lo que no son y les importa mucho el que dirán.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén