Hábitos

Los mejores hábitos para la vida

Amor, Psicología, Reflexiones

Una mujer fuerte merece a un hombre respetable

Una mujer fuerte merece a un hombre que se dé a respetar, que sepa cuánto vale y no mendigue amores ni atenciones. Una mujer fuerte busca a un hombre que sea noble, honrado y que primero se ame a sí mismo.

A menudo hablamos mucho del amor propio entre mujeres e ignoramos que los hombres también tienen problemas de autoestima, debajo de un cúmulo de malos hábitos.

Muchos hombres salen de una relación tóxica para entrar en otra porque nadie les ha dicho que primero deben buscar su valor antes de iniciar una relación, esto se lo decimos más a las mujeres.

Una mujer fuerte necesita un hombre que le nutra de amor y cuidado, pero para que un hombre haga tales cosas, primero necesita tener su propio suministro de amor y de cuidado.

La mujer fuerte claramente ha trabajado en sí misma y busca en la pareja un complemento. El hombre sin embargo puede que ocupado en procurarles todos los cuidados a los demás se haya descuidado a sí mismo.

Hay que entender que muchos hombres tienen múltiples parejas y ninguna estabilidad emocional porque tienen severos problemas de autoestima. No son todos los casos, pero sí la mayoría. Por tanto, es importante hacer énfasis en que los hombres, para tener relaciones saludables, deben primero encontrar su valor.

Si eres un hombre y estás leyendo esto, para estar al lado de una mujer fuerte y que la relación funcione, debes en primer lugar trabajar en ti mismo.

No se trata de ganar más dinero o tener más mérito. Se trata de que te respetes a ti mismo, respetes tu palabra y la cumplas, pongas límites entre lo que es y lo que no es aceptable contigo y hagas todo lo que está en tus manos para procurarte auto cuidado.

No podemos cuidar ni acompañar a otros si no nos respetamos y nos cuidamos. Una mujer fuerte entiende a la perfección estas cosas, por eso no busca un galán que intenta aparentar fortaleza y seguridad, sino un hombre que se respeta y cuida de sí mismo.

Hombre, tu mujer no quiere seguir el rol de una segunda madre que cuida de ti hasta el punto de tener que decirte qué puedes y qué no puedes comer y en qué proporciones. Si te amas y te cuidas, aceptarás apoyo y sugerencias, pero tú mismo cuidarás lo que comes, los que gastas y en qué inviertes tu energía, nadie tendrá que terminar de criarte.

Las mujeres fuertes necesitan hombres de verdad, y estos no nacen, se hacen a partir de las experiencias de la vida, el aprendizaje a partir de la observación y el deseo de realización personal.

Y cuando una mujer fuerte se une con un hombre respetable, juntos pueden ser una familia honorable, llena de amor y mucha paz. Las parejas están para apoyarse, pero antes de dar, debemos tener un suministro inagotable que primero nos nutra a nosotros mismos.

1 Comentario

  1. Excelente artículo..

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén