Hábitos

Los mejores hábitos para la vida

Familia, Psicología

Un psicólogo explica por qué deberíamos dejar de besar a los niños en los labios

Cuando eres padre no puedes evitar querer darle todo el amor del mundo a tu bebé. Pero a menudo vemos a muchos padres que acostumbran besar a sus hijos en la boca como un acto de amor y cariño, y aunque puede verse desde algunos ángulos como algo tierno e inocente, la evidencia psicológica nos dice que puede más bien ser todo lo contrario. Te invitamos a conocer lo que un psicólogo explica sobre este tema.

Por años hemos oído a los expertos decir que los niños necesitan sentirse amados y protegidos en la familia. Por esto es importante amarles sin medida alguna, algo simple para los padres realmente. Sin embargo, besar a tu hijo en los labios no parece ser la forma más recomendable para expresar este amor.  A la hora de querer besar a tu hijo o hija en los labios, sería bueno que tuvieras en cuenta lo siguiente.

Charlotte Reznick, una psicóloga infantil señala, que los labios deben ser los límites personales del cuerpo de un niño. Cuando besas a tu hijo en los labios, le indicas estos límites están abiertos y disponibles por lo que cualquier podría pasar a este territorio. Esto también incluye el exceso de cosquillas, la alimentación forzada y el colocarles pañales muy apretados. Este tipo de crianza invasiva puede aumentar el riesgo de que un niño desarrolle un los que se conoce como “síndrome de víctima”. Cuando esto sucede, un niño comienza a desarrollar la incapacidad para decir “no” y mantener sus límites personales a salvo.

Sumado a esto, los expertos médicos, en donde se incluyen a los dentistas, advierten que hay muchos microbios en la boca que pueden no ser dañinos para los adultos, pero pueden transmitirse a los niños pequeños y dañarlos gravemente. Y es que dado que los niños no tienen un sistema inmunológico fuerte, Reznick advierte que algunas infecciones altamente dañinas pueden ingresar a su cuerpo a través de la saliva. Asimismo, el niño puede comenzar a pensar que es aceptable comenzar a besar a otras personas como una expresión de simpatía.

Aunque se lo prohíbas en determinado momento, tu hijo o hija puede comenzar a practicar lo que hasta ahora ha aprendido y considerado como un comportamiento aceptable, pero fuera de la familia. Esto significa aceptar besar o ir a besar a personas extrañas, o amigos de la familia.

Según Reznick, incluso si los padres creen que esto es solo un gesto inocente de amor, los niños aprenden y actúan mediante la mímica. Pueden repetir el mismo gesto con otras personas, sin darse cuenta del daño que podrían estar causándose a sí mismos. Y es por esta razón que se recomienda que los besos sean solo en la mejilla o en la frente.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén