Hábitos

Los mejores hábitos para la vida

salud

Tratamientos naturales para el dolor de espalda.

En el 90% de los casos  de dolor de espalda no se encuentra una alteración o deformidad orgánica que la explique. En estos casos, el dolor se debe a causas funcionales  relacionadas con la mala postura o esfuerzo excesivo y suele desaparecer en dos o tres semanas con reposo y tratamientos sencillos.

Causas más frecuentes:
  • Deformidades de la columna.
  • Dismetrías de los miembros inferiores (una pierna más larga que la otra).
  • Degeneración del disco intervertebral (hernia del disco).
  • Traumatismos.
  • Inflamaciones reumáticas como la artritis o la fibromialgia.

El cuidado de la espalda debe comenzar en la infancia, con la adquisición de buenos hábitos posturales:

No forzar la espalda:

  • Evitar pasar demasiado tiempo en la misma postura, ya sea de pie, sentados o acostados.
  • Evitar pasar mucho tiempo haciendo la misma actividad que exija esfuerzo en la espalda.
  • Intercalar periodos de descanso entre los de actividad, para practicar ejercicios de relajación y de estiramiento.
  • En ningún caso levantar más de 25 kilos de peso

Evitar los asientos blandos:
Los sofás, butacas y asientos blandos en general, favorecen la curvatura excesiva de la espalda. Los asientos duros son preferibles, pues permiten mantener posturas más erguidas.

Usar calzado adecuado:
Un apoyo correcto de los pies protege la espalda. Los zapatos con tacón excesivo o totalmente planos, sobrecargan la espalda y predisponen a que duela. Las suelas capaces de absorber el impacto de la marcha, como las zapatillas de corredor, protegen la columna y contribuyen a evitar el dolor de espalda.

Evitar la obesidad: 
Cada kilo de mas se va acumulando en el cuerpo, especialmente en el vientre, supone un trabajo añadido para la espalda. Perder peso alivia muchos dolores de espalda.

Practicar natación:
Nadar es el mejor ejercicio para fortalecer y a la vez relajar los músculos de la espalda. Simplemente con mover los brazos y el tronco dentro del agua, ya se alivian muchos dolores de espalda.

Mantener una postura correcta:
La postura es un hábito, que por repetición llega a hacerse inconsciente. Para cuidar de la espalda es fundamental corregir vicios posturales adquiridos en la vida cotidiana o en el trabajo, que pareciendo más cómodos, van alterando la biomecánica de la espalda, cuanto menor la edad, más graves los vicios posturales que se adquieren.

Tratamientos naturales para la espalda:

Calor: 
Es el remedio más simple y eficaz para los dolores de espalda. Relajar los potentes músculos de la espalda, el calor alivia la tensión entre las vértebras y reduce la presión sobre las raíces nerviosas. De esta forma, el calor calma el dolor de espalda de forma eficaz y segura. El calor puede ser aplicado de varias formas:

  • Manta eléctrica.
  • Botella o bolsa  con agua caliente: Proteger siempre la piel con un paño para evitar quemaduras.
  • Fomentos sobre la espalda.

Chorros:
Los chorros de agua caliente sobre la espalda combinan el efecto del calor con el de la presión ejercida por el agua. El resultado es un intenso efecto relajante y tonificante a la vez.

Cataplasmas:
Los cataplasmas combinan el efecto del producto aplicado con el del calor (habitualmente se aplican calientes). Las cataplasmas de fango o de arcilla alivian la inflamacion y el dolor en los músculos y articulaciones de la espalda; se deben dejar puestas durante 15 a 30 minutos.

Sauna:
Por su efecto depurativo, debido a la eliminación de toxinas con el sudor, combinado con la acción del calor y la humedad, una sauna alivia muchos dolores de espalda. Habitualmente la sauna dura de 15 a 30 minutos, y puede tomarse a diario o días alternos.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén