Hábitos

Los mejores hábitos para la vida

Familia

La importancia de enseñar a nuestros hijos a decir: gracias, por favor y buenos días

valor

Transferir a los niños la importancia que tiene pedir por favor, dar las gracias o decir buenos días, va mas allá de un acto de cortesía, ya que estamos invirtiendo en valores sociales y sobretodo reciprocidad. Para construir una sociedad basada en respeto es necesario invertir en las costumbres sociales a las que muchas veces no les prestamos importancia.  Porque la convivencia se basa en la armonía y en las interacciones basadas en la tolerancia donde los niños debieran iniciarse desde temprana edad. Es de gran importancia saber que el cerebro social de un bebe es muy receptivo a cualquier estímulo, al tono de voz y a expresiones faciales de sus padres. Lo creas o no los niños se pueden educar con estos valores desde muy pequeños, aprovechando así su gran sensibilidad en materia emocional.

Dar las gracias, un arma de poder en el cerebro infantil:

El sistema neuronal de un niño está programado para conectarse con los demás, algunas actividades como alimentarlos, bañarlos o vestirlos se convierten en marcas cerebrales que prefiguran en sentido a la respuesta emocional que el niño tendrá en un futuro. Un niño que es tratado con respeto y que desde una edad temprana escucha en su casa la palabra gracias, entenderá que esta ante un refuerzo positivo de poder y que sin duda ira descifrando con el pasar del tiempo.

La edad de 2 y 7 años es la denominada estadio de inteligencia intuitiva en donde los niños, a pesar de estar supeditados al mundo de los adultos, irán despertando poco a poco el sentido del respeto, la justicia y la reciprocidad.

La reciprocidad, un valor social de peso:

Cuando los niños descubren lo que sucede en sus contextos más próximos pide las cosas por favor y termina con un gracias, nada será igual. Hasta el momento lo veía como una norma prosocial que le otorgaría refuerzos positivos por su buen comportamiento.

Sin embargo tarde o temprano va a vivir el efecto de tratar a los demás con respeto, y como esa acción revierte en el o ella misma. Es una conducta que lo acompañará siempre ya que tratar a los demás con respeto es actuar de acuerdo a los valores basados en un pilar social y emocional de gran valor : la reciprocidad.

A los 7 años sera cuando los niños descubran el significado de estos valores. En ese momento es que empiezan a darle importancia a la amistad, responsabilidad y a entender y disfrutar de la colaboración. Es una edad maravillosa donde el adulto debe tener en cuenta que debemos seguir siendo un gran ejemplo para los niños.

Ahora ¿De que manera podemos inculcar desde edades tempranas las normas de convivencia, respeto y cortesía?

  • Si has llegado a algún lugar: Saluda, di buenos días o buenas tardes.
  • Si te vas: Despídete, di adiós
  • Si te han hecho un favor: Da las gracias.
  • Si te están hablando: Escucha.
  • Si tienes algo: Compártelo.
  • ¿Tienes algo que no es tuyo? Devuélvelo.
  • ¿Quieres que hagan algo por ti? Pídelo por favor.
  • ¿Te has equivocado? Discúlpate.

1 Comentario

  1. Luis Laguna

    Gracias!!!

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén