Hábitos

Los mejores hábitos para la vida

Reflexiones, Salud Mental

Te das cuenta que has madurado cuando no quieres problemas con nadie, no te importa lo que digan de ti, y lo único que quieres es ser feliz.

La madurez es un estado en el que un individuo está en condiciones de darse cuenta de lo que está sucediendo a su alrededor, comprender la razón de ser de esos sucesos y no se entusiasma ni se deprime demasiado por los resultados finales

Cuando nos damos cuenta, como seres humanos, estamos hechos para escuchar más (porque tenemos dos oídos) y hablar menos (tenemos una boca / lengua); obtenemos más información y todo lo que hablemos se basará en un razonamiento sustancial.

Esto proporcionará a la audiencia una visión de un individuo pensante / persona racional. Por lo tanto, serás percibido con mayor seriedad y, a su vez, esto aumentará tu confianza. Es la primera señal de que te estás convirtiendo en un individuo más maduro de lo que era antes.

Nuestra familia y nuestra felicidad es lo primordial

Como individuos, jugamos una variedad de roles en nuestra estructura social. Ya sea para nuestra familia, nuestra comunidad, nuestros amigos, nuestro país o para la raza humana en general.

Además, nosotros, siendo la especie de mayor éxito en la Tierra, también deberíamos ser responsables de otras especies de este planeta, así como de sustentar al planeta para futuras formas de vida.

Cuando piensas en estos términos, te comportas de manera más responsable. No solo realizas tus deberes para tu familia o país, también cuidas de la madre tierra. Esto te convierte en un individuo maduro en este planeta.

Hay momentos en los que piensa que tiene razón en una discusión, pero al ganar una discusión puede perder a un amigo.

Por lo tanto, puede ser recomendable abstenerse de discutir demasiado en estos momentos. Muy a menudo, cuando las cosas son normales, la otra persona con la que hubo una discusión puede darse cuenta de su punto de vista, o también es posible que comprendas mejor su perspectiva.

Al discutir menos, estás proporcionando el espacio y el prestigio necesarios a los demás y, al mismo tiempo, estás ganando más tiempo para ti mismo para ver el argumento del otro desde otro ángulo.

A lo largo de la vida, es posible que se dé menos importancia a sí mismo en relación con los miembros de su familia. Sin embargo, debes darte cuenta de que no eres menos importante. Por lo tanto, debes tomarte un tiempo para ti y cuidar tu cuerpo y tu mente.

Esto, a su vez, conducirá a un mejor desempeño en tus funciones, lo que te convertirá en una persona responsable y madura.

La madurez trae consigo responsabilidad. Con la responsabilidad viene la sensibilidad. La sensibilidad conduce a la confianza. Así que muévete con confianza para mostrarle al mundo que has madurado.

No importa la opinión de los demás, su aprobación importa muy poco, lo realmente relevante es que te sientas feliz si hacer daño a nadie.

¿Te gustó este artículo? Escribe tu opinión en la sección de comentarios y comparte en tus redes sociales.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén