Hábitos

Los mejores hábitos para la vida

Amor

Si has mejorado junto a alguien, ¡seguramente es amor!

El amor nos construye, derrumba lo viejo y nos trae mejoras. Si tiene que aceptarte tal y como eres, entonces tal vez no es amor.

No es que seas malo, es que naturalmente si encuentras a una persona que te ame y le amas, esto te convertirá en una mejor persona. El amor transforma, tus errores se hacen visibles y tus peores demonios salen a flote cuando entras en verdadera intimidad con una persona. Pero lo maravilloso es lo que sucede después de eso, con esa persona te das cuenta finalmente de que eres todo un desastre, pero por fortuna has encontrado la cura, el amor.

Con amor, encontramos nuestros defectos de forma nítida, como si se reflejaran en un espejo, pero asimismo encontramos el coraje para tratarlos y cambiar. El camino a veces es más difícil y podemos equivocarnos muchas veces antes de mejorar definitivamente, pero es un proceso que tomamos en serio y del que no desistiremos cuando hemos encontrado a una persona que amamos.

Si has encontrado a una persona con la que has encontrado todos tus defectos, pero esto te ha ayudado a mejorar, a ser más grande y más seguro de ti mismo, entonces has experimentado la verdadera magia del amor.

Cuando dos personas se aman crecen juntas

El amor es más que sentimientos bonitos, es un camino en el que se alternan los roles de profesores y alumnos, uno aprende del otro. Así, se van mejorando uno al otro hasta convertirse en sus mejores versiones.

Entendemos pues que ese es el objetivo del amor: hacernos mejores personas. Es por eso que es tan necesario encontrar a la persona indicada para nuestras vidas, pues esta nos dará equilibrio, perspectiva y un norte que seguir. Y no se trata de encontrar la felicidad en otra persona, se trata de encontrarnos a nosotros mismos en esa otra persona especial, desde otra perspectiva.

Por supuesto, debes saber que no es amor cuando tu compañero es demasiado crítico. Una persona puede desear ayudarte a mejorar, pero si se convierte en tu peor detractor puede lograr el efecto completamente contrario al amor, destruir la escasa seguridad que hay en ti y restarle importancia a tus ideas y sueños. Si encuentras a alguien que quiera imponer sus ideas sobre ti con violencia, entonces no es amor.

Pero ten por seguro que sí es amor, cuando quien tienes a tu lado es una persona que definitivamente te inspira y que también está creciendo junto a ti. No te aferres a tus defectos como si estos definieran tu identidad, tampoco te escudes diciendo que no puedes cambiar porque “eres así”. Querido lector, no eres un robot, no estás programado para ser de determinada manera hasta que llegue la muerte, puedes cambiar, ser mejor cada vez hasta que mueras. Tu capacidad de aprendizaje es en parte lo que te hace humano.

Por tanto, si encontraste a alguien con quien mejorar, ¡enhorabuena! Eres bienaventurado y dichoso. Sigue cultivando ese amor, pues te llevará muy lejos.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén