Hábitos

Los mejores hábitos para la vida

hábitos

Rompe todos tus malos hábitos con este buen hábito

¿Has tenido algún plan para alcanzar alguna meta y te has visto fracasando gracias tu manera de hacer las cosas? Seguramente sí. Y es que aunque pensemos que somos los que controlamos nuestras propias mentes, la realidad es  que no somos más que la persona que se sienta en el puesto trasero de nuestro coche mental. Nuestro cerebro es quien toma todos los atajos que puede para complacerse a sí mismo ayudándonos a fracasar en todo lo que intentamos.

Practica este buen hábito y cambia tu vida

Repasemos un poco el ambiente por donde nos paseamos a diario. Sufres de obesidad, comes más de la cuenta, lo sabes y lo entiendes pero no puedes evitar comerte el último trozo de pastel. Sin embargo, luego de comerlo sientes remordimiento y no te explicas que es lo que te hace fallar aun cuando sabes la diferencia de lo bueno y lo malo.

Pongamos otro ejemplo. Estás despierto a la 2 de la madrugada, tienes sueño, estás bostezando, pero aun así colocas otro episodio de tu serie favorita. Entiendes que esta acción va a ocasionarte serios problemas el día de mañana, sobre todo si tienes que trabajar o ir a clases. Entiendes que un trasnocho te hará estar amargado y bajo de energía durante todo el día pero por alguna razón no puedes detenerte a la necesidad de continuar viendo tu programa.

Finalmente, está el claro ejemplo del móvil inteligente. Entiendes que debes dejarlo a un lado pero no puedes despegarte de él. Sabes que no le estás prestando atención a tu comida, o a tu familia, pero no puedes dejar de revisarlo. ¿Qué está sucediendo contigo?

Bien, la verdad es que estás siendo poseído, pero claro no por espíritus o demonios sino por tu propio cerebro. Y es que aunque a tu cerebro le encanta pensar y aprender más y más, la realidad es que adora está en piloto automático la mayor parte del tiempo. Esto en sí no es tan malo cuando has aprendido a seguir buenos hábitos, pero si en algún momento enseñaste algo malo a tu cerebro, este replicará esta acción tanto como le sea posible.

En el mundo de la ciencia existe algo que se conoce como “heurística” que se refiere a la psicología de los atajos mentales. Este es un proceso que usa nuestro cerebro para ayudarnos a resolver toda clase de problemas y aprender nuevas cosas. La heurística la usamos de manera casi inconsciente, y esto ocurre para evitar gastar energía que podamos usar para procesar otras informaciones.

El problema es que si no nos enfocamos en las acciones que realizamos, nuestro cerebro toma algunas de la actividades que realizamos como “buenas” aunque nos perjudiquen y nos hagan parecer tercos ante los demás y ante nosotros mismos, pues lo que simplemente está haciendo nuestro cerebro es trabajar en automático haciendo cada cosa tal y como ha aprendido a hacerla.

Sabiendo esto ¿Qué podríamos hacer? Simple, solo tenemos que actuar con conciencia, la respuesta parece simple y seguramente ya la sabes. Pero si estás leyendo esto es porque no has podido ponerlo en práctica.

Lo único que necesitas es frenarte un momento y preguntarte ¿Por qué voy a comerme esta galleta? ¿La necesito? ¿Tengo hambre? O ¿está hablando la gula? Ante cada acción procura tener una pregunta lógica que puedas formularte. Esto te ayudará a crear conciencia y lo volverás costumbre, una costumbre que luego pasará a ser un hábito, y más tarde, se activará de manera automática.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén