Hábitos

Los mejores hábitos para la vida

Reflexiones

Recuerda que el tiempo de Dios es perfecto, lo único que debemos hacer es confiar

Actualmente vivimos tiempos difíciles, pues el mundo está sufriendo las consecuencias de sus acciones. Pero, este es el momento en que nos toca recordar que Dios está siempre con nosotros, solo es cuestión de confiar y dejar que el tiempo coloque todo en su lugar.  Dios no se olvida de nosotros, no nos abandona y no tampoco quiere causarnos dolor mientras esperamos.

Es cierto que su tiempo tiene sus misterios y nos cuesta entenderlos, sin embargo, el secreto está en confiar en él. Dios escucha nuestras oraciones llenas de tristeza, ve las lagrimas derramadas por la muerte y contesta las preguntas silenciosas de todos los que estamos sufriendo ahora, prestemos atención a nuestra voz interior y escucharemos sus respuestas.

 Dios está con nosotros ¡La victoria está garantizada!

El planeta está protegido por la gracia de Dios, su amor queda demostrado en el azul del cielo y en el canto de las aves. Él te conoce bien y sabe el alcance de tu fuerza, es tiempo de mirar arriba y tener fe.

Todos estamos incluidos en los planes divinos de Dios, mantengamos la confianza para ser testigos de su bondad. Aunque parezca algo absurdo, este tiempo es necesario para prepararnos para el futuro, somos guerreros y el presente está aquí porque no es una casualidad. Entrega tus preocupaciones a Dios y conserva la tranquilidad en tu corazón, verás que todo lo que hoy parece confuso e increíble, mañana tendrá un sentido.  

Dios nos recompensará con bendiciones, pero debemos pasar la prueba del tiempo. Cuando miremos atrás y veamos lo lejos que hemos llegado, seguro estaremos orgullosos de nuestra fuerza y compromiso, porque la espera nos hace mucho más fuertes.

Hay luz al final del túnel, el tiempo de Dios vendrá para toda la humanidad, esperemos y respetemos su voluntad, porque él la hizo con un propósito, él es el único que sabe por qué y para qué hace las cosas. Estamos obligados a aprender la lección, a mirar con compasión, a tratar con humildad y a unirnos en un solo caminar.

Siéntate en la comodidad de tu hogar y piensa positivamente, tu energía funcionará, la victoria llegará. El final de esta pesadilla está más cerca de lo que imaginas, así que no renuncies a tus sueños, no murmures, no te rindas.  Anímate, enfócate y no pienses en volver, porque ya has venido de allí. Concéntrate en la voz de Dios en tu corazón, porque él siempre te susurra palabras de fuerza.

Conserva la esperanza, recuerda que hay victoria al final del desierto, luz al final del túnel, campeón después de la lucha y recompensa por tus esfuerzos. Dios nos acompaña a todos en estos duros momentos.

Regala estas palabras de aliento a tus familiares y amigos, a través de las redes sociales. Además, te invitamos a tomarte el tiempo de compartir con nosotros en la sección de comentarios ¿de qué forma te conectas con Dios.

2 Comentarios

  1. Nancy

    Los felicito , hermosa reflexion y cuanta verdad hay en todo lo expuesto.Soy de Tucuman.me conecto con Dios orando, leyendo su palabra y escuchando los programas en facebook de Vision de futuro todos los dias , es la iglesia en la cual congrego .

  2. JONATAN SAMIR CAUICH ORTIZ

    gracias por tu reflexión Estefanía, sin duda han sido reconfortantes y llenas de esperanza.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén