Hábitos

Los mejores hábitos para la vida

Alimentación

Receta para hacer mantequilla de maní casera

La mantequilla de maní o crema de untar de frutos secos es uno de los ingredientes más promocionados en la televisión de los 80 y 90. ¿Sabías que puedes prepararla en casa? ¡Es muy fácil de hacer! Y además es deliciosa y cargada de grasas saludables.

No necesitarás más que un par de ingredientes.

  • 2 tazas de cacahuetes pelados y crudos (450 g)
  • Media cucharadita de sal (2 g)

Además requerirás de algunos instrumentos como:

  • Una bandeja de horno (en caso de querer tostar los maníes).
  • Un robot de cocina o procesador de alimentos.
  • Una espátula.
  • Recipientes de cristal con tapa herméticos para envasar y conservar.

Y teniendo todo esto, es momento de empezar a hacer tu mantequilla de maní casera, sigue estos pasos:

  • Tuesta los maníes a fin de que la crema tenga un mejor color y sabor. No es estrictamente necesario, solo es un secreto del chef. Calienta el horno a 180 grados e introduce los maníes o cacahuates en la bandeja por 10 minutos.
  • Introduce el maní tostado en el procesador de alimentos cuando todavía están calientes y tritúralos por un minuto.
  • El maní se tornará como arena gruesa, entonces es momento de remover con la espátula para verificar que no han quedado algunos granos enteros.
  • Luego vuelve a procesar, pero esta vez con la sal hasta que adquiera una textura cremosa y suave.
  • Finalmente, introduce la crema en un recipiente de vidrio hermético y almacena a temperatura ambiente o en la nevera.

Esta es la receta más básica de la mantequilla de maní, pero puedes agregar más elementos para hacer la mezcla más suntuosa. Por ejemplo, hay personas que agregan 1 o 2 cucharaditas de miel para tornarla dulce. Añaden el elemento endulzante en el mismo momento en que se agrega la sal.  Otros elementos que se pueden agregar para mayor sabor son cacao, canela u otros endulzantes.

Beneficios de la mantequilla de maní casera

Como dijimos en un principio, la mantequilla de maní tiene múltiples beneficios para la salud. Este alimento tiene una densidad nutricional importante que ayuda a reducir el riesgo de enfermedades crónicas como la diabetes, la hipertensión, enfermedades cardiovasculares, etc. Según publica la revista Nutrients esto se debe en gran medida a su contenido de ácidos grasos, proteínas vegetales, fibras, vitaminas, minerales, carotenoides y fitoesteroles con potencial antioxidante.

Además, el maní es un alimento que puede aportarte grandes cantidades de energía, por lo que es importante consumirlo en la mañana para comenzar el día. El maní es rico en resveratrol, ácidos fenólicos, flavonoides y fitoesteroles, que ayudan a reducir los niveles de colesterol. También son una fuente de coenzima Q10 y unos 20 aminoácidos (como la arginina), que disminuyen el riesgo de enfermedades y envejecimiento prematuro.

Come la mantequilla de maní con confianza, pues no engorda. Diversos estudios demuestran que los ácidos grasos monoinsaturados, así como el magnesio y los folatos del maní, previenen las enfermedades cardiovasculares; y sus efectos saciantes contribuyen a regular la glucosa, lo que favorece a un peso más sano.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén