Hábitos

Los mejores hábitos para la vida

Amor

Quiero amor, del bueno, del estable, del sano

¿Qué hay de malo en esperar que esa persona que elijamos nos de amor del bueno, ese que no se desvanece con el tiempo? Sin duda nada. No existe nada malo en querer estas cosas. Pero entonces, ¿Por qué parece ser tan difícil? Hoy día por cada relación que comienza, diez o cien están terminando en el mundo. No parece sencillo encontrar un amor sano que pueda convertirse en algo estable y que dure toda la vida. Pero, ¿Por qué?

El problema con nuestras decisiones

Todos nosotros pasamos gran parte de nuestras vidas buscando a esa persona especial con quien compartir nuestras vidas. Lo intentamos una y otra vez y en el proceso nos tropezamos, sufrimos, lloramos pero también reímos y disfrutamos de ricos momentos. Sin embargo, al final terminamos igual como comenzamos, “solos”. Claro que hay una diferencia, y es que luego de una decepción es posible que tengamos menos ganas de volverlo a intentar, ya que lo que menos deseamos es sufrir otra vez. ¿Por qué nos pasa esto? Y lo que es más preocupante, ¿Por qué nos pasa más de una vez?

En definitiva la culpa la tiene una sola persona y esa eres tú, sí tú. No cabe duda que aunque bien es cierto que hay hombres y mujeres que pueden hacernos la vida complicada y decepcionarnos del amor, la verdad es que eres tú quien le das la entrada a tu vida. Dicho de otra manera, son nuestras decisiones las que nos han llevado y nos siguen llevando a sufrir por amor.

Por ejemplo, si has tenido tres amores y los tres te han pagado mal es muy posible que sigas un patrón a la hora de elegir pareja que te está haciendo daño. Y es que todos tenemos nuestros gustos, sabemos cómo debería ser la chica o el chico de nuestras vidas y vamos por allí buscando quien mejor se adapte a ese patrón, Otras veces la desesperación por tener una pareja nos hacen elegir a la primera persona que se nos atraviesa, pero siempre somos nosotros quienes le damos entrada.

Lo mejor sería que estuviéramos claros de lo que en verdad deseamos para nuestras vidas. Es decir, si buscas a una persona seria, honesta, fiel y amorosa, puede que una disco o un bar no sea el mejor lugar para encontrarla. Si buscas alguien se enfoque en ti que te quiera y sea detallista contigo puede que alguien egocéntrico pendiente siempre de como luce físicamente no sea el candidato perfecto.

El truco es simple, piensa en la persona que menos encajaría en tus patrones y apuesta por ella. Claro que si se trata de una persona con antecedentes, problemas psiquiátricos, o cualquier otra cosa mala, mejor déjalo descartado, pero de lo contrario, solo dale la oportunidad a ese chico o chica que solo te resultaba simpático (a). Recuerda que el amor es una decisión, y tienes que pensar que si buscas una relación estable, duradera y feliz, necesitas tomar la mejor decisión de todas.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén