Hábitos

Los mejores hábitos para la vida

Psicología, Reflexiones

Quien humilla a otros para demostrar su poder solo revela su propia mediocridad

¿Has oído eso de que el más fuerte está para ayudar al más débil? ojalá que apliques este dicho a tu vida tanto como sea posible. Tristemente, el mundo no funciona de esa manera.

Ahora mismo un gran número de personas se aprovechan de sus propias virtudes para pisotear a otras, algo que produce repulsión en quienes todavía sentimos algo de esperanza en la humanidad.

Trata bien a todos los que te rodean

Desde niños nos han enseñado a ser generosos, amables, a comportarnos de la mejor manera en casa y en la calle, en pocas palabras, se nos han sembrado valores que mantenemos a lo largo de nuestra vida y que profundizamos con los años hasta convertirnos en grandes seres humanos.

Claro, existen ciertas excepciones, personas que a pesar de haber aprendido normas básicas para socializar y convivir con otras personas, al crecer se olvidan de ellas para convertirse en versiones desagradables de quienes se suponían que debían ser.

A veces la culpa en parte es de los padres porque ciertamente, muchos padres descuidan este tipo de enseñanza y los hijos crecen haciendo como quieren sin remordimiento alguno.

Otras veces, la culpa es solamente de la persona que ha volteado su camino convirtiéndose en una persona que aprovecha cada oportunidad para crecer sin importar a quien tenga que pisar para lograrlo.

Curiosamente, muchas de estas personas son las “fuertes”, es decir, personas con ciertas capacidades que la mayoría de las personas no tienen. Por ejemplo, personas adineradas, personas populares, personas con gran atractivo físico, con increíbles trabajos o con una suerte maravillosa.

Sabemos que estas personas con tales cualidades no representan la mayoría. Por ejemplo, en un grupo de cien personas puede que solo exista una que es adinerada o que es quien tiene más suerte para pasar por cosas favorables.

La mayoría siempre serán personas menos privilegiadas. Pero ¿Qué hacen estas súper personas? Aplastar a los pequeños.

Con el tiempo hemos podido observar mujeres con una gran belleza física denigrando a otras con menos atributos, hemos visto personas en grandes trabajos y con grandes salarios que miran por encima del hombro a quienes están en meno condición. Y esto es prueba inequívoca de lo mal que está el mundo.

Muchas veces coincidimos con quienes piensan que los talentos y las riquezas están mal administradas y repartidas pues a veces quien no debe tener tiene de más y quien debe tenerlo todo no alcanza nada.

Las personas que a pesar de tener tantos atributos, riquezas y suerte, viven en arrogancia sin conocer el respeto y la gratitud son básicamente personas mediocres que no deberían tener nada.

Y no hablamos con envidia o rencor, decimos esto porque ciertamente no existe razón alguna por la que alguien (por mucho que tenga) deba humillar a otros, y menos si la otra persona no tiene absolutamente nada.

Una persona así solo guarda en su corazón egoísmo, falta de carácter y de principios, y maldad. Nunca quieras ser parte de algo así. Si en tu vida hay suerte, buena fortuna, talentos y en definitivamente fuerza, comparte y ayuda a los demás.

Tu vida valdrá más cada vez que hagas más por los otros.

1 Comentario

  1. Luis Horacio López Patiño

    Totalmente de acuerdo, laboro en la rama judicial y allí se ve con mucha frecuencia , la segunda instancia, en la revisión de las providencias o sentencias, no solo revocando o militando, sino que hablan mal y humillan a quien las produjo. En la FGN de igual manera, Fiscales y Jefes pisotean a sus compañeros de mil maneras.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén