Hábitos

Los mejores hábitos para la vida

Psicología

Qué es la resiliencia y por qué deberías desarrollarla

Bajo la situación actual, con tanto estrés e incertidumbre, todos necesitamos resiliencia. Pero muchos ni siquiera sabemos a qué se refiere este concepto y si realmente poseemos esta virtud. Aquí daremos un vistazo a qué es la resiliencia y por qué es importante que la desarrollemos.

Qué es la resiliencia

Resiliencia es una fortaleza psicológica que nos ayuda a lidiar con el estrés y las preocupaciones. Muchas personas tienen fuerza mental de reserva y pueden acudir a ella en los momentos más críticos sin desmoronarse. Los psicólogos creen que las personas resistentes son más capaces de manejar tales adversidades y reconstruir sus vidas después de una catástrofe.

Las personas resilientes pueden recuperarse rápidamente de situaciones caóticas, inesperadas y de tragedias personales. Pero aunque no enfrenten situaciones tan extremas, los resilientes pueden hacer frente al estrés sin desmoronarse con cada paso que dan. Pueden aceptar los cambios bruscos con más facilidad, pues su fortaleza está en que en los tiempos buenos reservan toda su fuerza para utilizarla cuando lleguen los momentos de adversidad.

Resiliencia por ejemplo es no desmoronarse ante la pérdida de un empleo o las dificultades económicas, en lugar de caer en la desesperación, las personas con esta virtud se organizan, piensan en estrategias y hasta desarrollan ideas creativas. Esto no significa que experimenten menos angustia, pena o ansiedad que otras personas, sino que manejan tales dificultades de maneras que fomentan la fuerza y ​​el crecimiento.

En síntesis, las personas resilientes se crecen en las dificultades. Experimentan el mismo estrés y los mismos niveles de angustia, solo que no sucumben, usan todo esto de forma enfocada para pelear.

La importancia de la resiliencia

Según la investigación de la psicóloga líder, Susan Kobasa, hay tres elementos que son esenciales para la resiliencia:

  1. Desafío: las personas resilientes ven la dificultad como un desafío, no como un evento paralizante.
  2. Compromiso: las personas resilientes están comprometidas con sus vidas y sus objetivos, se encuentran motivadas en todas las áreas de su vida.
  3. Control personal: las personas resilientes gastan su tiempo y energía enfocándose en situaciones y eventos sobre los que tienen control. No se sienten perdidas porque se ocupan de trabajar con lo que tienen ante sus ojos.

Y de acuerdo con el Dr. Cal Crow, estos son otros atributos de las personas resilientes:

  • Las personas resilientes tienen una imagen positiva del futuro. Tienen en mente que aun cuando el momento presente sea malo, el futuro será mejor.
  • Las personas resilientes tienen objetivos sólidos y un deseo de alcanzar esos objetivos.
  • Las personas resilientes son empáticas y compasivas, sin embargo, no pierden el tiempo preocupándose por lo que otros piensan de ellos, nunca se inclinan ante la presión de grupo pues saben cuidar de sí mismos.
  • Las personas resilientes nunca se consideran víctimas: concentran su tiempo y energía en cambiar las cosas sobre las que tienen control.

En este tiempo de pandemia, necesitamos ser personas más resilientes para sacar el mejor provecho a la crisis, pensando siempre en obtener un gran aprendizaje y alcanzar un futuro mucho mejor.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén