Hábitos

Los mejores hábitos para la vida

salud

¿Qué es el anticonceptivo de emergencia?

También conocida como la pastilla del día siguiente, es ingerida después del coito sin protección o en caso de falla de otro método anticonceptivo.

La anticoncepción de emergencia (AE) consiste en la administración de un producto hormonal dentro de las 72 horas siguientes a un contacto sexual sin protección, con la finalidad de prevenir un embarazo. Depende del ciclo menstrual en que se tomen, puede impedir o retrasar la liberación del ovulo, afectar el transporte del espermatozoide y de esta manera intervenir con la fecundación.

Evita casi el 95% de los embarazos si se ingiere esta pastilla entre las primeras 24 horas después de la relación sexual, 85% entre las 24 y 48 horas después del contacto sexual.

Es un método provisional. En ningún caso debe sustituir el anticonceptivo convencional. Si no existe la certeza sobre el momento en el que se produjeron las relaciones sexuales sin protección, o dichas relaciones tuvieron lugar más de 72 horas debe considerarse la posibilidad de un embarazo.  

La razón de esta anticoncepción de emergencia es fundamentalmente preventiva, ya que primero, es capaz de prevenir un embarazo no deseado, segundo, previene el aborto inducido sobre todo realizado en condiciones de riesgo, y tercero, llega a generar la prevención en la mortalidad materna.

¿Es o no abortiva?

No, en lo absoluto, porque la anticoncepción de emergencia se administra antes de que ocurra el embarazo, esta no altera una capa fina que se encuentra dentro del útero llamado endometrio y no hay evidencia científica de que actúe después de la fecundación, por lo tanto, no es abortiva.

Efectos secundarios

Algunas mujeres, pueden tener náuseas, vómitos, dolor de cabeza y dolor mamario.

Esas molestias son provisionales y no duran más de 24 horas. También puede presentarse goteo o sangrado irregular y/o a menstruación puede adelantarse o atrasarse unos días.

¿Cuándo usar ese método?

Después de una relación sexual no esperada y sin protección, como: posterior al contacto sexual sin método anticonceptivo alguno, si el condón se rompe, si se desliza y se desplaza, o si es removido inadecuadamente, si usualmente toma pastillas anticonceptivas, pero accidentalmente olvida tomar una o más de ellas, o si la relación es producto de una violación.

A pesar de una amplia disponibilidad y de la diversidad de métodos anticonceptivos regulares altamente eficaces, muchos embarazos son indeseados, hecho del cual no son ajenas las adolescentes. Estos embarazos llevan un riesgo más elevado de morbilidad y mortalidad, debido especialmente al aborto en condiciones de riesgo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha calculado que cada año los embarazos no deseados, conducen a, aproximadamente, 20 millones de abortos inducidos y producen la muerte a más de 80 mil mujeres. La anticoncepción de emergencia puede ayudar a reducir estos embarazos no deseados, previniéndose, por tanto, muchos abortos de riesgo que afectan negativamente a la salud en general y en especial a la salud sexual reproductiva de las mujeres, sobre todo aquellas muy jóvenes o mayores para llevar adelante una gestación.

No es recomendable su uso frecuente, es preferible acudir al ginecólogo para que indique la anticoncepción continua.

Comparte esta información y emite tu opinión más abajo.         

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén