Hábitos

Los mejores hábitos para la vida

Alimentación, hábitos

Prepara ajo en polvo casero con estos simples pasos

ajo en polvo

El ajo es una planta cuyo bulbo (dientes) es muy utilizado en la cocina, lo que usamos habitualmente es el ajo en polvo y es el que le da un sabor exquisito a cualquier plato que preparemos. Para usarlo ya, si no tienes en casa que mejor que hacerlo con nuestras propias manos.

Necesitarás:

  •  2 o 3 cabezas de ajo
  • Un buen cuchillo
  • Papel manteca
  • Una licuadora

Que debes hacer:

  1. Agarra cada cabeza de ajo y separa los dientes.
  2. Cuando tengas los dientes de tus tajos, procede a realizarle un pequeño corte en cada punta para poder pelarlos.
  3. Cuando hayas terminado de pelarlos todos, córtalos en pequeñas rodajas tratando de que sean todas mas o menos parejas.
  4. Cuando hayas terminado, prepara una fuente de horno a la cual forrarás con papel manteca y agregarás los ajos tratando de que queden separados entre sí.
  5. Lleva al horno 150 grados y deja cocinar por una hora.
  6. Pasado este tiempo retira del horno y notarás que todos los ajos han quedado tostados.
  7. Llévalos a la licuadora y licúa. Con la ayuda de un colador tamiza el contenido del vaso y verás como sólo cae en el bol lo que se ha molido de el.
  8. Esto lo vas a colocar en un frasco y estará listo para utilizar en tus platos favoritos.

Usos del ajo en polvo:

  • Se le utiliza como saborizante o condimento.
  • Se pueden saborizar ensaladas, salsas, carnes, vinagretas y es particularmente rico en el pan.
  • El sabor de este ajo, al ser asado es mucho mas suave que el tradicional crudo.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén