Hábitos

Los mejores hábitos para la vida

Familia, Psicología

Por qué muchas veces es tan difícil llevarse bien con una suegra

Probablemente tú no seas la persona que tus suegros hubieran elegido para su hijo/a.

Cada quien elige su pareja bajo estándares personales, pero muchas veces estos estándares no se corresponden con el de los padres. Estudios demuestran que los padres no valoran tanto el sentido del humor o la personalidad alegre, sino que se fijan más en el origen familiar, buenas perspectivas financieras o un origen religioso o étnico similar (Apostolou, 2015a , Perriloux et al., 2011).

Si no les caíste bien a tus suegros en primer lugar, esa impresión puede ser difícil de superar. Una teoría por ejemplo señala que si eres demasiado atractivo o atractiva puedes caerle mal a tus suegros, porque no se asocia la belleza física con el compromiso real. Por otro lado, algunas investigaciones establecen que las madres pueden alentar a sus hijos de forma inconsciente a esparcir su semilla, es decir que no dan el apoyo suficiente a sus relaciones a largo plazo, porque por cuestiones evolutivas es más conveniente que el hombre pruebe varias parejas.

Las suegras también pueden ver a las nueras directa o indirectamente como una competencia por los recursos y la atención. Una investigación ya dejó en claro que las suegras pueden ser descuidadas por sus hijos cuando estas tienen mala relación con las nueras y que para las suegras es una preocupación constante ser dejada de lado cuando sus hijos encuentran una pareja estable (Fingerman et al., 2012).

Como puedes ver, hay varias razones comprobadas según la investigación que fundamentan el conflicto entre suegras y nueras o yernos. Pero lo más importante es aprender a solventar estos conflictos, pues lo quieras o no, forman parte de una misma familia.

Cómo reducir el conflicto

Investigadores que se centran en los conflictos políticos se han centrado en dar consejos que aplican a las relaciones familiares. Apostolou (2015b) advierte que puedes resolver este tipo de conflictos de buena manera si hablas con tus suegros y les haces ver que eres un buen compañero o compañera, que no tienes malas intenciones y que te preocupas por tu pareja. Y si aún no estás casado, los expertos recomiendan que antes de la boda intentes crear una relación más cercana con tus suegros, de esa manera te evitarás más problemas a futuro. Como siempre, la clave es no evadir el problema sino hacerle frente.

Sin embargo, si el conflicto con los suegros persiste, debes anteponer tu matrimonio. La investigación demuestra que las personas que se sienten apoyadas por sus cónyuges en sus conflictos con sus suegros experimentan matrimonios más satisfactorios (Rittenour y Koenig Kellas, 2015). 

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén