Hábitos

Los mejores hábitos para la vida

Psicología

Por qué algunas personas se sienten tristes después del sexo

El ciclo sexual por lo general se desarrolla en cuatro fases: las primeras tres fases son excitación, penetración y orgasmo, pero la cuarta es la fase de resolución, una de las menos estudiadas y anecdóticas.

Esta fase de resolución a menudo se espera que sea positiva, pero ¿qué pasa cuando no es así? Incluso cuando el sexo es deseado y placentero, hay personas que pueden sentirse terriblemente mal luego del acto y no entienden por qué.

Según algunos estudios, no es inusual que algunas mujeres experimenten tristeza después del orgasmo. De hecho, casi la mitad de todas las mujeres han experimentado esta melancolía al menos una vez en su vida, entre el 5% y el 10% la han experimentado en el último mes, y aproximadamente el 2% regularmente.

Se le ha denominado disforia poscoital y puede ocurrir con una frecuencia similar en hombres. Un estudio que reclutó a 1200 participantes hombres de entre 18 y 81 años, encontró algunas de las causas comunes de la disforia poscoital tras entrevistar a los participantes:

  • Trastorno sociológico: experimentar angustia psicológica de cualquier tipo en el último mes o padecer ansiedad o depresión.
  • Abuso en el pasado: el abuso emocional, físico o sexual en la niñez puede provocar disfunción sexual en la edad adulta tanto para hombres como para mujeres.
  • Otra disfunción sexual: disfunciones sexuales masculinas comunes como deseo sexual hipoactivo (libido baja), disfunción eréctil, eyaculación retardada y eyaculación precoz.

El 41 % de los hombres manifestó haber experimentado disforia poscoital al menos una vez en su vida, y 20 % dijo que lo había experimentado el último mes. Por tanto, es una experiencia común tanto para hombres como para mujeres.

Los participantes además tuvieron la oportunidad de describir cómo se presentaban estos episodios. Dijeron experimentar un fuerte sentido de autodesprecio, un sentimiento de vergüenza y episodios depresivos.

Los investigadores encontraron que la causa más común para que las personas presenten disforia poscoital es el trastorno sociológico y en menor medida los otros dos factores. Así que es menos puede que el estrés, la ansiedad o la depresión por otras situaciones no relacionadas al sexo, afecte tu experiencia después del coito.

Los investigadores también sugirieron que la resolución de problemas psicológicos y emocionales más generales también puede ayudar a aliviar la disforia poscoital. Y que además, debes percibir esta tristeza después del sexo como algo normal que le sucede al menos una vez en la vida a muchas personas.

No significa que no seas suficientemente bueno ni que tus expectativas sexuales no son razonables. Más bien, debemos aceptar que algunos episodios sexuales serán más satisfactorios que otros.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén