Hábitos

Los mejores hábitos para la vida

Psicología

¿Por qué algunas mujeres y niñas se interesan tanto por los caballos?

¿Desde pequeña te han gustado mucho los caballos o conoces a alguien cercano que ame los caballos? Te parecerá interesante lo que la psicología tiene para decir de esto.

El amor por los caballos no es inusual, lo que sí es ciertísimo es que históricamente los hombres eran los que tenían más acceso a los caballos. Estos los usaban para competir, ganar dinero en bosques, granjas, eventos y por supuesto como medio de transporte.

La psicólogo evolutivo Diana Fleischman hizo una revisión para dar una respuesta a por qué muchas mujeres sienten fascinación por los caballos. Ella concluyó que a las mujeres les gustan más los animales que a los hombres en general.

Es mucho más probable que las mujeres se involucren en la protección y defensa de los animales, tienen muchas más probabilidades de ser vegetarianas, son más propensas a acaparar animales y mucho menos propensas a cazar o participar en el abuso directo de los animales”.

La doctora opina que existen diferencias sexuales reales en los intereses básicos entre hombres y mujeres. Cuando existe total igualdad para acceder a campos profesionales, estima que algunos en específico, como la medicina veterinaria, estarán sobresaturados por mujeres que naturalmente les puede interesar más.

Pero ¿Por qué a las mujeres les gustan mucho más los caballos que los hombres? Los hombres son físicamente mucho más fuertes que las mujeres y se concentran mucho en el juego brusco. Cuando no están luchando, están interesados ​​en medios indirectos de velocidad y fuerza (trenes, carros, cohetes, etc.).

Las mujeres son físicamente menos fuertes e históricamente han visto al hombre como una amenaza si se llegara a un enfrentamiento o choque de fuerzas.

Así que la psicóloga Fleischman dice que vemos a los caballos como superestímulo para la dinámica de adquirir fuerza a través de la influencia. Son grandes, fuertes y rápidos, pero también distantes y difíciles de entrenar.

Según la doctora y conductista animal Sue McDonnell, “las mujeres tienen que manejar los caballos con el cerebro porque reconocen intuitivamente que la fuerza probablemente no funcionará para ellas”.

Las mujeres suelen ser instintivamente más amables con el animal y esto se ve reflejado en su éxito para domar caballos salvajes.

Esta imagen de poder a través de la influencia lo tenemos en las distintas mitologías. Los héroes, heroínas y niños a menudo fueron acompañados por un caballo (por ejemplo Pegasus) con nombre propio que les acompañó en sus aventuras y les ayudó a conquistar el poder.

En las representaciones generales de la relación de las mujeres con los animales como medio de poder, tenemos a  Daenarys, que se comunica telepáticamente con sus dragones.

Historias como estas son una extensión de la idea de que una de las principales fortalezas psicológicas de las mujeres es comprender y aprovechar la psicología de los demás.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén