Hábitos

Los mejores hábitos para la vida

Salud Mental

Piensa y actúa positivamente

Día a día la vida nos presenta retos que debemos afrontar, hacerlo exitosamente depende de nosotros, de nuestra actitud.

La actitud se define como la disposición de ánimo con la que enfrentamos las situaciones y la vida en general. Por ejemplo: Puedes salir a la calle pensando que vas a tener un buen día o pensando que todo te va a salir mal.

Lo que varía es tu actitud ante las situaciones y es sobre la única que tienes el control, es decir, tu actitud puede cambiar si así lo deseas.

¿Por qué es tan importante mantener la actitud positiva?

Lo que piensas influye directamente en lo que haces, en lo que sientes, lo que expresas y en la posibilidad de alcanzar tus metas exitosamente.

Entre una persona que piensa: “a mí siempre me va bien” y otra que expresa: “a mí todo me sale mal” ¿quién crees que tendrá más oportunidades de éxito. Es necesario tratar de ver la vida con luz y color, sabemos que no todo el tiempo es posible, pues hay circunstancias que sobrepasan nuestros límites, pero mantener el pensamiento de aprendizaje te ayudará a conservar una actitud positiva.

Recomendaciones para desarrollar actitudes positivas

Hacia ti mismo

  • Disfruta las cosas buenas que te ocurren.
  • Práctica algún deporte o juego que te agrade
  • Lee, medita o participa en una actividad que te enriquezca espiritualmente.
  • Reconoce tus propias capacidades.
  • Cultiva tu sentido del humor.
  • Permítete hacer cosas nuevas.
  • Demuestra entusiasmo en lo que haces.
  • Haz tu trabajo lo mejor posible.
  • Cuando no sepas algo reconócelo, pregunta y aprende.
  • Cuida tu salud.
  • Cuida tu apariencia personal.
  • Haz una lista de las cualidades y actitudes que te gustan y aprecias de ti. Léelas todos los días y úsalas en la práctica.

Hacia los demás

  • Interésate sinceramente por las otras personas, por sus problemas, alegrías y gustos.
  • Respeta las opiniones de los otros; aún cuando no estés de acuerdo, así como deseas que respeten las tuyas.
  • Escucha a los demás, aprenderás cosas nuevas.
  • Trabaja en equipo para lograr cosas comunes.
  • Reconoce las cosas buenas que hacen tus hijos, tus compañeros y amigos. Díselas.
  • Haz críticas constructivas.
  • Demuestra afecto a tus familiares y amigos.
  • Participa en tu comunidad, realiza algún trabajo voluntario.
  • Comunícate con los que te rodean en tu hogar y en tu ambiente laboral. La comunicación es la base de las buenas relaciones.
  • Practica la puntualidad en tus compromisos, cuida tu tiempo y el de los demás.
  • Sé cordial con los demás. Frases tales como, “por favor”, “gracias”, “buenos días”, “buenas tardes”, favorecen la buena comunicación.
  • Hazte útil; así conseguirás muchos amigos.
  • Sé paciente; algunas cosas toman su tiempo para que puedan dar buenos resultados.
  •  Escucha a los demás; capta y respeta sus sentimientos.

Comienza a tener actitudes positivas con tu familia y en tu trabajo, te asombrará como la vida se vuelve más agradable.

Comparte este artículo con tus seres queridos a través de las redes sociales y escribe en los comentarios ¿cómo haces para mantener una actitud positiva?

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén