Hábitos

Los mejores hábitos para la vida

Familia

¡Permite que tus hijos te ayuden para que aprendan a APRECIAR!

No críes niños mimados que no saben hacer nada por sí mismos, pues no estarás preparando a una buena persona. Si haces todo por ellos, nunca apreciarán de dónde vienen las cosas y cuánto cuesta obtenerlas.

Los padres quieren que sus hijos se sientan como príncipes o princesas y es completamente válido, pues son sus personitas más especiales. Pero ¿sabías que en un reino los príncipes y las princesas también tienen responsabilidades? No al nivel de un rey o una reina, pero ciertamente forman parte de la monarquía, que tiene la responsabilidad para con un pueblo.

Claramente tu hijo o hija no se deben a un pueblo, pero deben aprender a apreciar cada cosa que se sirve en su plato, la ropa que visten y el techo que habitan, solo así sabrán ser buenas personas. Porque las buenas personas son humildes, sensibles y solidarias ¿cómo aprenderán de solidaridad sino son solidarios contigo y te ayudan en casa?

Esto te va asonar muy duro: cuando haces todo por tus hijos, estás criando a un minusválido y desamparado. Cuando no puedas estar ¡qué será de él o ella!

Desde muy pequeños los niños pueden aprender todo lo que hace en el hogar; pueden ir adquiriendo cultura del trabajo. A partir de los 4 años, puedes enseñar a tu hijo cómo funciona el mundo, enséñale conceptos básicos de finanzas, cultura de trabajo, servicio y solidaridad. Si quiere algo, por pequeño o grande que sea, enséñalo a que debe ganárselo con trabajo.

Por supuesto que esto no quiere decir que harás de tu casa una empresa en la que tus hijos para adquirir algún beneficio deben trabajar. Puedes dar obsequios y es fundamental que cuides de su comida, su vestimenta y su salud, ellos no deben tener que preocuparse por nada de esto. Pero al menos una de cada 10 veces que hagas algo por ellos, deberías enseñarles el valor de las cosas pidiéndoles que se esfuercen por ello.

Existen muchas estrategias que puedes implementar con tu hijo sin tener que convertirte en un dolor de cabeza para él o ella. Antes de que tus hijos sean mayores de edad deberían saber limpiar, cocinar, lavar, además de saber generar dinero con sus propias manos (a pequeña escala) y ahorrar. Con todo esto, tendrás a un niño preparado para tener éxito, pero más allá de eso, estarás criando a un niño solidario con mucho para ofrecer.

Y nunca es demasiado tarde para enseñar estas lecciones. Si tu hijo ya tiene 12 años o más y le consideras flojo, no te ayuda en casa y demanda todos los lujos lo que le das como si fuera tu obligación, ¡no es tarde! Mientras tu hijo viva en tu casa, puede aprender tus normas y tu cultura. No eres un mal padre por enseñar a tu hijo los quehaceres del hogar y los hábitos de trabajo ¡al contrario, serás un excelente padre si lo haces!

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén