Hábitos

Los mejores hábitos para la vida

Reflexiones

No dudes que Dios está trabajando detrás de escena para ti

La primavera es una época de renovación de la vida. Las flores comienzan a florecer, los animales salen de la hibernación y las orugas se convierten en mariposas. Después del largo y frío invierno, estos notables símbolos nos recuerdan las alegrías de la primavera.

Cuando vemos estos cambios, no podemos evitar pensar que es Dios trabajando. Es un recordatorio de que Dios siempre está trabajando detrás de escena para crear algo hermoso para el futuro. Se nos recuerda su palabra que lo establece como nuestro Creador, “el Creador de los confines de la tierra”; “el Señor, que hizo los cielos y la tierra”.

Cuando somos sensibles a estos cambios, perdemos rápidamente nuestra conciencia de que Dios obra en nuestra vida diaria. Podríamos extrañar a Dios trabajando para arreglar una relación con un amigo cercano porque no vemos los cambios de inmediato. Es posible que no veamos a Dios dándonos ayuda para nuestras finanzas porque no podemos superar el estrés actual de nuestras deudas. Cuando no tenemos cuidado, olvidamos que Dios está trabajando detrás de escena para mejorar nuestras vidas todos los días.

Olvidamos que Dios está realmente ahí para nosotros y nos enojamos porque estamos estancados. Solo miramos los fracasos y las limitaciones, en lugar de ver cómo Dios realmente nos está preparando para algo mejor. Dios está trabajando silenciosamente tratando de ayudarnos a pasar hasta que veamos las victorias del mañana.

Incluso cuando no sientes que Dios está cerca, la verdad es que Él ha estado profundamente involucrado en tu vida desde tu nacimiento. Él ha caminado contigo en cada parada del camino y ha enviado a Sus ángeles para protegerte más veces de las que jamás te darás cuenta. Ninguno de nosotros puede saber cuántas personas ha traído Dios a nuestra vida como una forma de influir en nosotros y ayudarnos. Todos los eventos de tu vida, buenos y malos, Dios los ha utilizado como oportunidades para llevarte a Él. Todo lo que atravesamos tiene un propósito.

Dios está intrincadamente involucrado en la vida de cada persona que viene a Él, sin embargo, venir a Dios es solo el comienzo.

Una vez que Dios te ha ayudado a llegar al arrepentimiento y la aceptación, puedes comenzar a usar las circunstancias para aumentar tu fe. Dios nos proporciona sus enseñanzas y consejo, planta un amor en nuestros corazones Dios trabaja constantemente para hacerte más como Jesús. Nos está transformando para convertirnos en las mejores versiones de nosotros mismos.

Si te sientes frustrado porque no sabes lo que Dios tiene para el futuro, continúa siendo paciente. Dios está cambiando las cosas para ti, lo puedas ver o no.

La próxima vez que pienses que Dios te ha dejado, piensa en el hermoso milagro de la primavera y en cómo Dios nos lo trae en silencio cada año. Dios podría estar susurrándonos su plan para nosotros, solo tenemos que ser pacientes y escuchar.

Comparte esta publicación con tus amigos en redes sociales, seguramente la sabrán apreciar.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén