Hábitos

Los mejores hábitos para la vida

Reflexiones

Me excluyo cuando me doy cuenta de que mi presencia no hace ninguna diferencia allí

Hay lugares donde somos recibidos con sonrisas y abrazos reales, pero también hay lugares donde nuestra presencia no es apreciada. Es mejor estar en los lugares adecuados con las personas correctas, por eso, si no eres apreciado en un plan, en un lugar o en un compartir, mejor exclúyete.

Muchas discusiones, muchas rencillas, vienen de no estar en el lugar indicado. Nos decepcionamos de amigos porque no nos dan lo mismo que les ofrecemos. Sin embargo, si fuéramos un poco más sabios, de lejos veríamos que allí no somos apreciados y tomaríamos distancia antes del problema, sin heridas y sin rencores.

La vida está llena de compromisos, a veces tenemos poco tiempo para compartir con los seres queridos, por eso, mejor ser inteligente y compartir el tiempo con quien merece la pena. Si ves que alguien te invita por compromiso a un compartir, libérale de esa carga, di que no puedes. De esa manera, permites a la otra persona disponer de su tiempo en la misma medida que tú puedes disponer del tuyo para compartir con otros.

Si no eres apreciado en un lugar, no te enojes, no te ofendas. Solo piensa que en el mundo hay muchas personas y no todas pueden conectar con todas, libérate de las amistades falsas o forzadas y céntrate en las personas que sí tienen conexiones reales y naturales contigo.

Es difícil aceptar que no le agradas a alguien, es difícil no responder con arrogancia ante eso. Pero es de sabios saber apartarse, comprender que no puedes caerle bien a todos pero que aun así eres una persona valiosa, solo que de alguna manera hay pocas cosas en común que tienes con la otra persona.

Supera el hecho de que tu relación con estas personas, sean del trabajo, del grupo de amigos o incluso de la familia, no funciona. No puedes forzarlo. Hay personas que son amigos de tus amigos, pero nunca llegarán a ser tus amigos por más que quieran. Para las personas a las que les encanta tener muchas amistades esto es especialmente difícil de entender y no abren los ojos hasta que llega el conflicto.

Terminamos por acusar a otros de hipócritas o malos amigos, cuando en realidad nunca fueron amigos, nunca nos ofrecieron su confianza. De ahí el valor de aprender a abrir las puertas del corazón solo a las personas con las que creamos conexiones naturales. No podemos ser amigos de todo mundo, es de sabios apartarse y dejar que las cosas sigan su curso natural.

Sé amable con todos, sé generoso siempre que te nazca, ayuda siempre que puedas, pero no esperes que todo mundo te responda con amistad. De esa manera, te evitarás muchos puñales por la espalda y muchas dagas en el corazón. Recuerda que has sido tú mismo quien ha dado entrada a su vida a personas que hoy consideras como “hipócritas” y “falsas”.

3 Comentarios

  1. Norma villar

    Muy bien su reporte

  2. Miguel Guzmán

    El hecho de poner distancia con respecto a otras personas, es saludable: te permite mirar con mayor tranquilidad y agrado una relación que se estaba tornando conflictiva. Agradecer, soltar y continuar sería lo ideal .

  3. Luis Laguna

    En verdad me recordó una frase “Cuando una persona aprende una lección es por que; aprendió demasiado o sufrió mucho”.
    Depende de cada uno de nosotros ver con perspectiva, si seguimos sufriendo o aprendemos la lección para no repetirlo.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén