Hábitos

Los mejores hábitos para la vida

salud

Los árboles también se relajan y duermen de noche

Diferentes científicos de Austria, Finlandia y Hungría han concluido, según sus estudios, que los árboles se mueven y se relajan durante la noche, es decir, que ‘duermen’. Estos investigadores se lanzaron a estudiar si los árboles siguen ciclos diferenciados de día y de noche similares a los observados en plantas pequeñas.

Para dicho estudio utilizaron escáneres laser que no altera el sueño de las plantas, a diferencia de la fotografía convencional. Estos apuntaban a abedules separados por muchos kilómetros, uno en Finlandia y otro en Austria. Ambos árboles fueron escaneados de forma independiente, en coches tranquilas y alrededor del equinoccio solar para garantizar una duración similar a la noche.

Las mediciones demostraron resultados consistentes. Ambos árboles mostraron cambios físicos durante la noche que los investigadores describen como “indicativos de un sueño nocturno”.   Observaron movimientos de hasta diez centímetros, en estos árboles de 5 metros de alto.

“Nuestros resultados muestran que todo árbol cae durante la noche, lo que puede verse como un cambio de posición de hojas y ramas”, explica Eetu Puttonen, del Instituto Geoespacial de Finlandia, en un comunicado. “Los cambios no son demasiado grandes, pero sí sistemáticos”.

En un artículo publicado este mes en la revista Frontiers in Plant Science, los investigadores describen cómo los árboles se inclinaban más justo antes del amanecer, volviendo a su posición normal a las pocas horas. Lo investigadores creen que el efecto de la caída res causado por una disminución interna del agua del árbol, un fenómeno conocido como presión de turgencia.

Sin la fotosíntesis en la noche para impulsar la conversión de la luz solar en azúcares simples, lo árboles probablemente conservan la energía relajando sus ramas, de otro modo estarían en ángulo hacia el sol.  

Descanso nocturno para todos

Al igual que la mayoría de los organismos vivos, las plantas adaptan su comportamiento al ritmo del día y la noche. Es por ello que podemos observar que las flores se abren por la mañana, y algunas hojas de los árboles se cierran durante la noche.

Los científicos se han mantenido estudiando el ciclo de día y noche en las plantas durante mucho tiempo, por ejemplo, el sueco Carlos Linneo observó en el siglo XVIII que las flores siguen abriéndose y cerrándose en un sótano oscuro, y Darwin hizo un registro del movimiento nocturno de las hojas y tallos de las plantas, a lo que denominó sueño.

En este estudio reciente, quedó demostrado que el movimiento de las plantas siempre está muy relacionado con el balance hídrico de las células individuales, dicho equilibrio se ve afectado por la disponibilidad de luz a través de la fotosíntesis.

Pero los cambios en la forma de la planta son difíciles de documentar incluso para pequeñas hierbas, dado que la fotografía clásica utiliza la luz visible, que interfiere con el movimiento del sueño. Por esta razón, se ideó implementar un escáner láser de luz infrarroja, que se refleja en las hojas. Los puntos individuales de una planta solamente se iluminan durante fracciones de segundo. Con esta técnica de escaneo láser, un árbol de tamaño completo se puede cartografiar de forma automática en cuestión de minutos con una resolución inferior al centímetro.

Comparte esta información en tus redes sociales y comenta más abajo.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén