Hábitos

Los mejores hábitos para la vida

Psicología, Reflexiones

Los animales son más humanos que muchas personas

Tengo la ligera impresión de que mis amados perros son mucho mejores personas que yo.

Soy una de esas personas que aman a los animales. Desde que era niña, no recuerdo una sola fase de la vida en la que no tuviera una mascota.

En mi casa, contando a los humanos, todos somos animales que se estiman, se aman, se necesitan y se apoyan.

Sin embargo, conozco personas que declaran que no apoyan a los animales y encuentran una exageración en el amor de ciertas personas por sus compañeros peludos.

 Cuando alguien así me pregunta, con aire de superioridad, qué hacen nuestros perros, si juegan, saltan, ladran, muerden, orinan en la habitación o arruinan los pies de las sillas, me encantaría responder: “Recitan poesía, cocinan, lavan los platos, sacan la basura y cantan”

Y si la persona pone cara de disgusto, yo agregaría: “Pero son unos cantantes terribles”.

Pero, simplemente no respondo eso porque llevaría nuestra conversación a un lugar extraño donde no quiero estar.

Por eso me satisface otra respuesta más sencilla y directa: nos hacen mejores personas.

No es una exageración. Cuidar a nuestros perros refina nuestra humanidad y nos hace atentos, listos, responsables. Nos convierte en donantes y beneficiarios de un amor hermoso, inmenso, divertido y trabajador.

Entre nosotros, pensando en la humanidad como sinónimo de compasión, benevolencia, sensibilidad, comprensión, caridad y esas cosas, los animales son más humanos que muchas personas que andan impacientes sobre dos piernas.

Creo aquí que mirarlos de cerca, observar su comportamiento, hábitos, modales y cuidarlos con calma, compromiso y amor nos hará, al menos, personas más correctas.

Quien hace el mal a los animales, quien los subyuga o esclaviza y quien los deja a su suerte, habita en el nivel más bajo de la especie humana.

Son criaturas espeluznantes, malignas y horribles. Humanos sin escrúpulos, sin empatía, sin conciencia. Tan estúpido e irracional como cualquier depredador o criminal.

Pienso todo esto mientras juego con mis mascotas en casa, estoy cansado, con ganas de hacer otra cosa, y ellos están muy emocionados, dispuestos a jugar para siempre.

Entonces, siempre vivo con la ligera impresión de que mis amados perros son mucho mejores personas que yo.

3 Comentarios

  1. María

    Totalmente de acuerdo ,lo digo por mi propia experiencia .Un fuerte abrazo !

  2. David

    Si son más emocionales y sentimentales, todos son niños

  3. DAYLIS

    BELLO TODO LO QUE ESCRIBES ,PIENSO Y COMPARTO LO MISMO .

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén