Hábitos

Los mejores hábitos para la vida

hábitos

La velocidad de caminata puede ser un predictor de su esperanza de vida

caminar

La velocidad en la caminata puede ser un pronostico de esperanza de vida, independientemente del peso, un estudio reciente solicitó a sus participantes calificar su ritmo de caminata en lento, constante/ rápido.

El estudio analizó los datos de 475,000 personas, y se encontró que las personas de todos los niveles de indice de masa corporal (IMC) menor de 20 a 40 y más identificados como caminantes enérgicos tenían una esperanza de vida mas larga que los identificados como caminantes lentos, particularmente si esos caminantes tenían un indice de masa corporal bajo 20 o menor.

Entre las caminantes rápidas la esperanza de vida era de más de 86 años y para los caminantes rápidos la esperanza de vida era mas de 85 años, independientemente del IMC para ambos sexos.  Entre las mujeres que caminaron lentamente con niveles bajo de IMC la esperanza de vida fue de 72 años, y la esperanza de vida fue de 65 años para los hombres lentos con niveles bajos de IMC, mucho más corto que para los caminantes enérgicos.

El ritmo lento de caminar y el bajo IMC están asociados a fragilidad, mientras que el rápido se asocio con un estado de salud mas positivo. Sin embargo la investigación no aprueba que caminar lento conduzca a una esperanza de vida mas corta o una caminata rápida a una esperanza de vida mas larga. Como en todos los estudios no se puede establecer una relación causa-efecto definitiva. Es probable que el ritmo de caminata sea un marcador poderoso de salud, sin embargo la forma física relacionada con el ritmo de la marcha, es modificable con el entrenamiento físico.

¿Como podemos construir velocidad para caminar?

Si te identificas como un caminante lento o promedio y no tienes limitaciones de salud, prueba estos 4 consejos para aumentar tu ritmo:

1. Establece un habito para caminar:
Si no eres tan rápido, moverte regularmente te puede ayudar a desarrollar velocidad y resistencia, tomate tiempo para caminar regularmente. Caminar lentamente puede significar menos calorías quemadas, menor esfuerzo cardiovascular y menos sudoración comparado con caminar mas rápido.

2. Camina acompañado:
Caminar con alguien que tenga un paso mas rápido puede ayudar a acelerar el ritmo, ayudando a alcanzar el objetivo mas rápido.

3. Construye velocidad gradualmente:
Para adoptar un ritmo de caminata rápido, intenta agregar velocidad cada vez que salgas. Camina rápidamente  durante 1 minuto, luego camina lentamente durante 3 minutos repitiendo el patrón en el transcurso de 1 hora. O construye a un ritmo mas rápido una serie de caminatas durante el día.

4. Cambia tu actitud:
Es posible mejorar tu ritmo de caminata si comienzas a pensar diferente sobre ti.  Nuestros pensamientos son poderosos y podemos contenernos por etiquetarnos como lentos, cuando tenemos la capacidad para mucho más.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén