Hábitos

Los mejores hábitos para la vida

hábitos, Salud Mental

La sonrisa no puede ser esporádica, tiene que convertirse en un hábito

¿Guardas la sonrisa para ocasiones especiales? Aprende a sonreír en todo momento, pues hacerlo, le da tu vida múltiples beneficios que harán que te sientas más joven, feliz y pleno. Cuando sonríes, algo en tu interior se mueve y te impulsa a renovarte, a ser mejor y más feliz, y si lo piensas detenidamente, ¿no es la felicidad la que siempre estamos persiguiendo? Entonces, si el sonreír nos ayudará con esto, ¿Por qué no hacerlo con más frecuencia? Es hora de hacer que nuestra sonrisa se convierta en un hábito y que se pueda contagiar a todos los demás.

Haz de tu sonrisa un hábito

Todos los seres humanos somos de hábitos. Esto en gran parte nos ha ayudado para adaptarnos a toda clase de rutinas. A veces queremos explotar y lanzar todo al viento, pero aún si lo hiciéramos, terminaríamos adoptando alguna otra clase de rutina. Los hábitos no son malos si están bien enfocados, y sonreír pudiera ser el mejor de los enfoques.

Muchas personas van por la vida evitando sonreírles a otras por no sentirse o verse tontas. Otras personas están tan sumergidas en tantas actividades y problemas que olvidan que deben sonreír. Esto sin duda, está logrando aumentar los niveles de estrés y agravando más las tensiones entre unos y otros.

Por eso, es preciso que comiences a drenar tanta amargura, tristeza, rabia, rencor y tantos problemas a través de la sonrisa. La sonrisa puede que se defina como la manera de expresar algún tipo de felicidad o satisfacción, pero también es la medicina natural que nos ayuda a curar cualquier afección psicológica que tengamos y nos invita a ver el vaso medio lleno.

Solo piensa en esto, las personas que no sonríen mucho, casi siempre son aburridas, tristes, amargadas y siempre se las ingenian para ver lo peor de las cosas. Con el paso del tiempo, se vuelve imposible que sonrían porque no existe nada de ellos que los motive a hacerlo. Tú no quieres convertirte en alguien así ¿no es verdad? Por supuesto que no, entonces comienza a sonreír más.

La sonrisa o risa es la cura del alma, esta nos permite aligerar las tensiones a las que ahora mismo estamos atados. Con la sonrisa renovamos nuestras mentes, nuestras almas, nuestros espíritus. Muchos médicos han visto lo bueno de sonreír, así que debes intentar hacerlo.

Claro que puede que te hayan pasado muchas cosas en el pasado que suprimieran en ti la capacidad para sonreír, pero no te justifiques en eso. Lo que pasó ya pasó y no hay más que puedas hacer. Pero si lo hubiese, pues siéntete feliz de que podrás  remediarlo. No importa por donde lo tomes, siempre existirá una manera, una razón o una oportunidad para sonreír.

No te niegues la sonrisa pero más importante aún, no se la niegues al mundo. Todos queremos verte sonreír, pues tu sonrisa hará mucho más feliz a todos.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén