Hábitos

Los mejores hábitos para la vida

Reflexiones

La simplicidad es la mayor riqueza de esta vida

La casa de la abuela, el café por la mañana, el olor a tierra mojada, el olor de los libros nuevos, la sensación de la brisa sobre el rostro en una tarde calurosa. La simplicidad es la mayor riqueza de la vida.

Puedes extrañar lo ostentoso, lo material, pero no hay mayor añoranza que aquella que experimentamos por lo simple, lo que no se puede replicar ni comprar. Puedes volver a comprar un par de zapatos costosos, pero difícilmente puedes repetir la experiencia de charlar con un amigo de verdad hasta el amanecer.

Las cosas simples de la vida a menudo pasan desapercibidas y solo las notamos cuando ya no están. Nos damos cuenta de lo importantes, valiosas y fundamentales que eran estas cosas para nuestras vidas. Esas cosas simples nos llenan el alma y nunca nos generan estrés, más bien nos liberan de este mal que tanto agobia nuestra sociedad.

Las cosas grandilocuentes, lo ostentoso, lo complicado, lo material, lo que se aparenta demasiado a menudo solo nos genera estrés y no retribuye nada a nuestro interior. Pero las cosas simples, sencillas, que fluyen con el mismo ritmo de la vida nos nutren, nos enriquecen y en todo nos benefician. Solo que a menudo no las valoramos.

Nuestra vida está llena de demasiado ruido, demasiadas cosas, demasiados deseos infundados por publicidad, redes sociales, amigos superficiales y más. Pero la verdadera felicidad está escondida detrás de lo simple.

Somos felices con las sensaciones naturales, con lo que no se puede comprar, somos felices cuando sentimos paz. Así que debes preguntarte ¿qué te genera paz? A veces, es un café o un dulce, incluso hay quienes se sienten mejor luego de escuchar música. La felicidad está estrechamente relacionada con la paz, es proporcional, es decir, mientras más paz sientes más feliz eres.

Lo material o aquello por lo que trabajas o te estresas demasiado no te genera paz y por lo tanto afecta negativamente tu felicidad. En contraste, si aprendes a apreciar la simplicidad encontrarás un tesoro enorme que nunca más querrás soltar.

Las mejores amistades son aquellas que no necesitan demasiado ruido, fiestas, reuniones o contextos. Son sencillas, surgen donde y cuando sea. Los mejores trabajos son aquellos que no te hacen nudos en los hombros, aquellos en los que te sientes como pez en el agua aún ante los desafíos, sin complicaciones ni conflictos existenciales. La mejor relación de pareja es aquella por la que no tienes que esforzarte para cumplir estándares, puedes cambiar y mejorar pero siempre por gusto y con paz.

En resumen, todo lo bueno de la vida, lo que nos hace bien, es simple, no nos genera estrés. Así que aprende a dormir las horas que te hacen falta, deja de recorrer millas demás y relájate, porque lo que es para ti llegará sin que tengas que causarte infelicidad. Valora tu paz por encima de todas las cosas.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén