Hábitos

Los mejores hábitos para la vida

Salud Mental

La adicción a las redes sociales ¿cómo identificarla?

La tecnología ha avanzado velozmente, actualmente podemos comunicarnos con amigos, familiares o desconocidos sin importar la ubicación gracias a las redes sociales. Estas plataformas se utilizan a través de dispositivos digitales que ofrecen rapidez en la interacción.

Instagram, Facebook, Telegram, Twitter y WhatsApp son las más populares entre los usuarios, sus múltiples funciones ofrecen infinitas ventajas, sin embargo, el uso excesivo de las redes sociales separa a las personas de la vida real, reduce su autoestima y disminuye considerablemente su capacidad de autocontrol.

Los jóvenes adolescentes son los más propensos a desarrollar adicción a estos sistemas, sobre todo aquellos que tienen carencias afectivas y otros problemas emocionales. Algunos estudios concluyen que la adicción a las redes sociales está relacionada a baja autoestima, depresión y falta de habilidades sociales.  

El psiquiatra especialista en adicciones del centro CITA, Dr. Fàbregas, afirma que este tipo de emociones se deben a un problema psicológico de fondo, siendo los más comunes: la timidez excesiva, el rechazo de la imagen corporal, la hiperactividad y la depresión.

Características de los adictos a las redes sociales

El tiempo que los adolescentes permanecen conectados a las redes sociales constituyen un riesgo para su salud mental. Ser populares, dar a conocer su identidad ante determinado grupo, permanecer conectados a los amigos, intercambiar fotos, vídeos o música son las razones por las que los jóvenes se mantienen en línea.

Esta realidad virtual los aleja completamente de otras actividades importantes para su desarrollo como, por ejemplo, el deporte y la educación. Un adicto a las redes sociales se puede reconocer por:

  • Insomnio
  • Cansancio
  • Aislamiento familiar y social
  • Las redes sociales son su único punto de conversación
  • Pérdida del apetito
  • Desaseo
  • No controlan en tiempo de uso
  • Nerviosismo en ausencia de un dispositivo móvil
  • Al despertarse revisan sus redes sociales
  • Necesidad de hacer público todo lo que hacen
  • Sustituyen las conversaciones cara a cara por conversaciones digitales
  • Negación a la dependencia

¿Qué hacer?

La adicción se produce porque los beneficios son obtenidos con un mínimo esfuerzo, para transformar esta realidad lo primordial será que el afectado acepte su condición y luego comenzar a trabajar en su capacidad de autocontrol; en esta situación lo mejor será buscar el apoyo de un profesional en la materia.

Si queremos evitar llegar a un punto crítico hay que fomentar las actividades sociales en los niños y adolescentes, limitar el uso de los celulares o tabletas y estimular la libre comunicación.

En las instituciones educativas se debe realizar una valoración profunda de los beneficios y riesgos de las redes sociales, reforzando la información en el hogar. Desconectar los dispositivos y colocarlos en silencio mientras realizan una tarea también es una forma de prevenir el abuso de la tecnología.

Planifica actividades que despierten el interés en tus hijos. Busca alternativas dependiendo de su edad y gustos; el cine, acampar, ir a la playa, cocinar, leer, son algunas de las opciones que se pueden manejar. 

El uso desmedido de la tecnología impide el sano desarrollo de las capacidades cognitivas en los niños y jóvenes, causándoles problemas futuros en la adultez. Es importante que tomemos consciencia de sus consecuencias para así tomar las medidas necesarias en función de su bienestar.

Ayúdanos a difundir esta información y comparte con nosotros tu opinión en la sección de comentarios.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén