Hábitos

Los mejores hábitos para la vida

salud

Infecciones gastrointestinales: Infórmate y cuídate

La gastroenteritis es un termino que se refiere a la inflamación o irritación de las membranas que componen el intestino y el estómago. Bien sea por virus, bacterias o ingesta de alimentos perniciosos, la gastroenteritis se genera cuando la reproducción de microorganismos estomacales se sale de control afectando al intestino, y por supuesto el estómago.

Aunque generalmente se debe a la exposición de un virus, existen medicamentos y alimentos que ocasionan molestias similares por lo que a veces pueden confundirse los síntomas, de ahí que de sostenerse por más de tres días es obligatoria la realización de un corpocultivo.

Gastroenteritis

Todas las personas somos susceptibles a contraer una infección de este tipo; asimismo, la mayoría de nosotros nos recuperaos sin mayores complicaciones, sin embargo, esto dependerá del estado de salud preexistente.

Personas con consumo limitado de líquidos como bebés, infantes y tercera edad presentan una mayor tendencia a la deshidratación, caso en el que se procede a la administración de suero intravenoso, pues la pérdida de sodio y potasio podría terminar afectando los riñones y los órganos vitales.

Por otra parte, los pacientes inmunosuprimidos, como es lógico, pueden verse gravemente afectados por cualquier tipo de infección, de ahí que deban guardar mayor cautela en cuanto a las medidas de prevención.   

Síntomas

  • Fiebre
  • Pérdida del apetito
  • Diarrea
  • Nausea
  • Vómito
  • Deshidratación
  • Calambres estomacales
  • Pérdida de peso

Consejos

  1. No debes tomar leche ni derivados: Se pueden tolerar el yogurt y los quesos frescos (después de una mejora franca)
  2. Frutas y verduras se evitarán crudas: Evitar durante una semana verduras de color verde: acelgas, espinacas, lechugas, así como la ingestión de almendras, compotas, nueces y pan negro.  

Virus

Shigella: Se contagia principalmente por contaminación fecal- ora, una vez en el hospedador, dicha bacteria procederá a penetrar las células epiteliales del intestino delgado, lo que puede producir sangrado. Esta bacteria es la causante de la disentería y de úlceras estomacales.

Salmonella: Transmitidas por contacto directo, vía sexual o contaminación cruzada, son bacterias móviles que se encuentran en su mayoría en la piel de reptiles, alimentos crudos como el pollo y la superficie de los huevos.

Eschericha Coli: Se encuentra en los intestinos de los mamíferos y por lo tanto en las aguas hervidas. Esta y otras bacterias son necesarias para el funcionamiento adecuado del proceso digestivo. Sin embargo, un desequilibrio por ingerir alimentos contaminados puede desencadenar problemas como cistitis, mastitis y septicemia.  

Prevenir es la clave

Lo primero que se debe tener en cuenta cuando se trata de prevenir la aparición de cuadros infecciosos que devengan en gastritis, es como siempre que se habla de infecciones, la higiene. A continuación, te presentamos una serie de medidas que te ayudarán a evitar este tipo de enfermedades:

  • Lavar muy bien tus manos después de ir al baño o estar en cualquier contacto con materia fecal (cambiando un pañal, por ejemplo)
  • Evitar consumir alimentos o preparaciones improvisadas de vendedores ambulantes.
  • Abstente de consumir pescado o mariscos crudos
  • Lava el cascarón de los huevos antes de abrirlos
  • Refrigera los alimentos de procedencia animal como: lácteos, quesos, carne y mantequilla.
  • Consume agua embotellada.
  • Previene la aparición de insectos en tu alacena y otros sitios de almacenamiento de alimentos.

Ayúdanos a difundir esta información compartiéndola en tus redes sociales, y deja un comentario en la sección de abajo.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén