Hábitos

Los mejores hábitos para la vida

Reflexiones

Hay personas que viven esperando el amor de su vida, pero no se dan cuenta del odio que hay en su corazón

Existen personas que esperan el amor de su vida, pero odian a todo el mundo. No les importa los sentimientos ajenos y aún así se creen merecedores de un amor puro, sin saber que el secreto de una buena unión es la paz en el corazón. Créelo, hay mucha gente que espera que el amor de su vida venga del cielo como un derecho sagrado, como una respuesta divina, un retorno obligado de sus peticiones y promesas, simpatías y oraciones.

No recuerdan que, para ser amado, el alma debe estar libre de odio y el corazón abierto a dar amor a los demás. Son capaces de hacerse desagradables ante la mirada de otros, mienten y se esconden tras una máscara de simpatía. Si eres de los que pide a Dios un amor verdadero, pero engañas y haces daño a los demás, entonces estás negando la existencia de tu odio.

Las personas que odian en silencio están orgullosas de destruir con sus pensamientos a los que piensan diferente. Saludan a los demás con acusaciones y ofensas silenciosas, como banderas de paz invertidas. Desean la maldad con descaro y también quieren encontrar ese amor amable y hermoso. Si alguien trata de explicarle a estas personas, que para ser amados hay que hacerse amar, para tener amor en la vida hay que vivir con amor, seguramente se cerrará y apuntará un nuevo ataque a su nuevo enemigo. La contradicción de quién se queja de la vida y vive coqueteando con la muerte ha abrazado su corazón como un amante. La incoherencia ha bloqueado su mente como una armadura, sus únicos movimientos son el ataque y la defensa porque su vida es una constante confrontación. Dar su brazo a torcer sería la llegada de la muerte.

El amor verdadero atrae amor, el odio será correspondido con odio y alimenta la peor de las discordias.

Para encontrar un amor noble y decidido es necesario borrar todo lo negativo de nuestro interior, y abrir paso a nuevas emociones que nos llenen de paz. Se requiere autoconocimiento y un camino de empatía, compasión, respeto y reciprocidad. Entender que no todos somos iguales, los pensamientos libres son los que le dan los matices al mundo, sino este fuera monótono y aburrido. Por eso, es importante evitar juzgar a los demás.

Comenzando a pensar en el bienestar del entorno es como aparecerán todos nuestros sueños, incluido ese gran amor. Las almas gemelas entrarán sin demora y verás que esa pasión será fuerte y generosa, tal cual como lo era en tus pensamientos. Juntos podrán enfrentar al mundo con el amor, sin miedo y por supuesto en paz.

Si quieres que llegue el amor de tu vida ¿qué esperas para empezar un cambio? Comenta más abajo y comparte este artículo en todas tus redes sociales. 

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén