Hábitos

Los mejores hábitos para la vida

Psicología, Reflexiones

Generalmente, aquellos que no pueden manipularnos tratan de manipular a otros en contra nosotros

La manipulación es el arte de hacer que otros piensen o hagan cosas que nos beneficien sin que se den cuenta. Es decir, se trata de ejercer una especie de control sobre un individuo a través de técnicas claras como la persuasión o la sugestión.

Todos en algún momento hemos sido víctimas de la manipulación; ya sea como el manipulador o como el manipulado, todos hemos sucumbido antes esta fuerza.

En cierta forma, a veces podría hasta considerarse como una práctica normal. Tú podrías aprovecharte de los sentimientos de una persona para que, por ejemplo, te compre un par de zapatos, y la otra persona podría conscientemente aceptar ser tu victima también por los mismos sentimientos.

El problema surge cuando tu vida se convierte en una manipulación constante, es decir, cuando intentas en todo momento jugar con las personas para que hagan exactamente lo que tú quieres.

La verdad sobre los manipuladores

Una persona manipuladora no puede evitar serlo y se caracteriza por no tener la capacidad para ser sincero. Siempre está mintiendo o exagerando la realidad y muy posiblemente lo hace porque no ve en su vida algún punto satisfactorio.

Los manipuladores son maliciosos pues juzgan bajo su propia condición. Ellos no confían en las personas, de hecho, ni siquiera las ven como personas sino como peones que mueve a su antojo como en un tablero de ajedrez.

Un manipulador, intentará utilizarte para sus propios fines y usará todo lo que tenga para lograrlo. Muy posiblemente utilizará su encanto, las emociones, los sentimientos y todo lo que crea conveniente o que sepa que puede moverte.

Al final del día, si hizo muy bien su trabajo lo verás feliz porque nuevamente se habrá salido con la suya y estará más convencido que podrá usarte para una nueva oportunidad cuando esta aparezca.

Pero ¿Qué pasa cuando un manipulador no logra manipularte?

Si una persona manipuladora intenta acceder a ti y no lo logra estarás en un mayor grado de peligro. Al principio, si lograste esquivar sus tretas manipuladoras te sentirás arrepentido pues lo que viene luego es un ataque en tu contra y sin compasión.

Los manipuladores pueden ser muy vengativos. Y una sola cosa tienes que tener clara y es que a este tipo de personas no les interesa más que su propia persona. Aunque sea tu pareja o tu propio hermano, él o ella se cree el centro de universo.

Es por eso que cuando sienta que no ha logrado su cometido contigo, comenzará a acudir a quienes tú conozcas.

Podría comenzar por ir con tu familia o mejores amigos para hablar de ti a tus espaldas y desprestigiarte como nunca. Puede que revele algo muy delicado que siempre quisiste que se mantuviera en secreto o que exagere algo de ti que pueda dejarte mal parado.

En definitiva, puede buscar que otros que te rodean se pongan en tu contra lo que te hará pensar dos veces antes de volverte a negar a caer en su red.

Entonces, ¿Qué hacer? Tu dignidad e independencia importa más que nada en el mundo. Quienes quieran pensar mal de ti que lo hagan, tú no permitas jamás que otros te diga qué hacer, cuando y cómo hacerlo. Ten siempre tu mente en paz. 

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén