Hábitos

Los mejores hábitos para la vida

Psicología, Reflexiones

“Exige mucho de ti mismo y espera poco de los demás. Así te ahorrarás disgustos” – Confucio

Confucio, además de filósofo, fue un escritor y profesor reconocido por frases célebres. De su doctrina nació el confucianismo. Su vida tuvo lugar en la antigua China durante la dinastía Zhou en el año 551AC hasta el 479AC. Y sus enseñanzas han sobrevivido por más de dos milenios, lo que hace que cada una de sus palabras cuente con gran relevancia. Entre estas frases se encuentra una muy especial de la que hablaremos a continuación.

“Exige mucho de ti mismo y espera poco de los demás. Así te ahorrarás disgustos”.

En cinco grandes tomos puedes encontrar toda la filosofía del gran pensador Confucio, en estas obras puedes alcanzar sin duda alguna, una gran iluminación. Frase celebres que te inspirarán a ser una mejor versión de ti mismo pero además, una mejor comprensión del accionar de las personas que te rodean.

Estas enseñanzas no tienen nada que ver con algo espiritual, en su lugar se trata de algo más mental e intuitivo. Y en cierta forma, sus palabras muchas veces nos darán bofetadas en nuestros rostros con obviedades en las que jamás pensamos. Un ejemplo de esto lo vemos en la frase “Exige mucho de ti mismo y espera poco de los demás. Así te ahorrarás disgustos”. Confucio escribió sobre esto como una manera para que aún en medio de las decepciones pudiéramos mantener nuestra paz y serenidad. Pero, ¿realmente es aplicable? Y lo que es más importante, ¿funciona?

En realidad sí. Tan solo léela nuevamente con detenimiento. Si detallamos la frase, esta se parece mucho a esa que dice “da sin esperar nada a cambio”. Y es que por lo general, los seres humanos somos propensos a fallarnos y a decepcionarnos a nosotros mismos.

No importa si se trata de la familia o de los amigos, a veces resulta un tanto difícil contar con ellos. Saber algo así puede ser muy trágico, pero si comprendes la importancia de la frase, seguro tendrás paz.

Desde luego que siempre querremos saber que podemos contar con los seres que amamos, pero es más importante comprender que esto regularmente no va a suceder. Si aceptas esta verdad comprenderás que la única persona con la que siempre debes contar en contigo mismo. Tú eres quien puedes exigirte tanto como quieras, y está solo en ti, si te fallas o no.

Y al momento de dar, hazlo sin esperar cómo la otra persona te va a pagar. De hecho no esperes ninguna paga. Por ejemplo, si prestas dinero, da lo que estás dispuesto a perder, y si estás en algún momento triste en la vida de esa otra persona, hazlo por solidaridad y amor sin pensar en todas las veces que esta persona no estuvo para ti.

De esta manera, no solo serás una mejor persona y aprenderás a valorar más tu compañía, sino que también evitarás grandes disgustos que te harán perder tu paz.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén