Hábitos

Los mejores hábitos para la vida

Familia, salud

Enfermedades benignas de la mama según su síntoma principal

benignas

Se entiende por patología benigna mamaria a un grupo de alteraciones en el tejido mamario las cuales no tienen la capacidad de diseminarse, que responden a mecanismos hormonales, hábitos nutricionales, estilo de vida que interactúan entre sí creando un grupo de síntomas y signos muy variados y que es mejor agruparlas en función de su sintomatología principal: dolor, tumoración, secreciones del pezón o alteraciones de la piel. En el caso de presentar alguno de estos síntomas lo mejor es consultar a su ginecólogo para valoración, diagnostico y tratamiento.

Enfermedades benignas de la mama según su síntoma principal:

1.Dolor:

Cuando en la mama aparece dolor se denomina mastalgia, alrededor del 90% de las condiciones que causan dolor en los senos son benignas. En la clasificación por dolor vamos a encontrar:

  • Mastopatía cíclica: Es el dolor de la mama provocada por la menstruación. Se trata de un dolor bilateral, difuso y que predomina en la parte superior-externa de la mama. El dolor se inicia a partir de la ovulación y cede al iniciarse la menstruación. Se puede relacionar con nódulos benignos fibrosos, característicos entre los 30 y 40 años.
  • Mastitis puerperal: Es un proceso inflamatorio causado por el estancamiento de la leche materna, suele aparecer como dolor localizado, enrojecimiento de la piel y fiebre. Su incidencia oscila entre el 2 y 10% de las mujeres que están realizando lactancia materna. Si este proceso aparece fuera de la lactancia materna se trataría de una mastitis puerperal. Si la infección evoluciona puede provocar un absceso.

2. Tumoración:

Palpar una tumoración en la mama siempre es un signo de alerta, dado que el cáncer es la tumoración maligna más frecuente en la mujer. Cuando se detecta una masa en la mama es obligatorio acudir al médico para realizar un diagnóstico diferencial lo antes posible con el fin de evitar retrasos en el tratamiento de un posible cáncer de mama. En la clasificación por tumores benignos vamos a encontrar:

  • Fibroadenoma: Es la tumoración benigna más frecuente en mujeres menores de 25 años, no causa dolor y se puede palpar como una masa lisa, móvil, bien delimitada. Con frecuencia es múltiple y bilateral. Se recomiendan controles periódicos habituales.
  • Necrosis grasa de la mama: Se produce como consecuencia de traumatismos o intervenciones quirúrgicas como reducciones mamarias. Su consistencia se confunde con un tumor maligno por lo que se debe biopsiar. Pasado los 3 meses tras la cirugía de mama cuando hayan cicatrizado los tejidos, se recomienda realizar pruebas de imagen para ver el estado de la mama.
  • Galactocele: Es la acumulación del material graso de la leche materna fuera de los conductos. Se forma un pequeño quiste que queda retenido dentro de la glándula, ya que no tiene salida hacia el pezón. La punción y extracción de fluido lácteo aclara el diagnóstico, no requiriendo intervención alguna.

3. Secreción por el pezón: 

Según el fluido que secrete podemos diferenciar galactorrea (semejante a la leche), telorrea (secreción amarillenta u oscura) y telorragia (sangre). Sólo en un 1% de las pacientes que presentan secreción por el pezón aparece cáncer de mama, lo que no significa que no debe acudir a su ginecólogo. En la clasificación por secreción del pezón vamos a encontrar:

  • Papiloma intraductal único:  Son tumores benignos semejantes a verrugas que crecen dentro de los conductos lácteos de los senos, es la causa más frecuente de telorragia uniporo. Se debe realizar una ecografía y biopsia, y se recomienda su exéresis, ya que hasta un 15% pueden ser malignos. En caso de que aparezcan múltiples papilomas, hablaríamos de papilomatosis múltiple.
  • Ectasia ductal:  Es una afección benigna de los senos que ocurre cuando un conducto de leche se ensancha y sus paredes se engrosan, su principal síntoma es la secreción mamaria unilateral, puede provocar retracción del pezón y se debe realizar diagnóstico diferencial con el cáncer de mama.

4.  Alteraciones de la piel:

Cualquier alteración dermatológica puede tener su expresión en la mama y aunque debieran ser tratadas por un dermatólogo también debe ser valorada por un ginecólogo para descartar alguna patología maligna. En la clasificación por alteraciones de la piel vamos a encontrar:

  • Enfermedad de Mondor: Es una tromboflebitis de las venas superficiales de la mama, puede ser secundaria a intervenciones quirúrgicas o traumatismos. Aparece como un cordón duro y doloroso que atraviesa la mama.
  • Intértrigo submamario: Es la infección del surco inframamario producida por la humedad u hongo. Es más frecuente en pacientes ancianas y obesas con gran volumen mamario, donde es difícil mantener seca la zona por el sudor acumulado en el área.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén