Hábitos

Los mejores hábitos para la vida

hábitos, salud

El proceso de 4 pasos para hacer cualquier hábito saludable

Cambiar es la esencia de la vida, a nadie le gustan los cambios porque suponen una salida abrupta de la zona de confort, pero son los que nos permitirán crecer.

Es momento de crear nuevos hábitos que te lleven a mejores cosas y esto puedes hacerlo en un proceso de 4 pasos.

Los siguientes 4 pasos te ayudarán a:

  • Identificar lo que quieres hacer.
  • Planificar cuándo y dónde lo harás.
  • Controlar tu comportamiento.
  • Ajustar tu sistema para garantizar los resultados

Mapeo de enfoque

En importante mirar con detenimiento lo que quieres para tu vida, este es sin duda el primer paso que tienes que tener en mente. Piensa en cada objetivo o meta que quieras lograr pero hazlo considerando dos aspectos.

El primer aspecto a considerar es el nivel de importancia que tiene esa meta para ti. Es decir, si quieres un par de zapatos y quieres también una bicicleta, define cuál de estas dos cosas significa más para ti.

Y luego, piensa en cuán cercar estas de alguno de estos objetivos y sin lugar a duda decídete por el que estés más cerca del 100%. Claro, puede que pienses que no tiene sentido pensar en prioridades si estás más cerca de conseguir lo que te importaba menos.

Pero la realidad es que pensar en ello te llevará a ser más detallista a la hora de invertir esfuerzos. Más adelante en una próxima oportunidad comenzarás a invertir más en lo más prioritario para ti.

Intenciones de implementación

Las intenciones de implementación dan detalles de nuestras intenciones. Las intenciones de implementación describen cuándo y dónde se llevará a cabo el comportamiento que seguiremos.

En otras palabras esto significa, tener claro los pasos que seguirás, el número de veces que los ejecutarás y el lapso de tiempo que durarán. Para esto, es importante meditar y estar claros de que se cuenta con todas las herramientas para ejecutar dichos pasos.

Por ejemplo, has decidido perder peso y para ello estableciste una dieta, pues bien, necesitas tener a tu alcance recetas e ingredientes que te permitan preparar tus comidas saludables.

Si en otro caso piensas hacer ejercicios, necesitas saber que contarás con el tiempo y la ropa adecuada para hacerlo.

Autocontrol

La planificación aumenta la probabilidad de acción. Pero no debes desestimar el monitoreo del progreso. No dejes cabos suelto, presta atención a los detalles, establece metas, y esfuérzate en cumplirlas pero lleva un registro de tus movimiento para ver qué haces bien y que no.

Siguiendo el ejemplo de la pérdida de peso, necesitas llevar un registro de las calorías que pierdes y de las calorías que consumes, al igual del tiempo que le dedicas a tu entrenamiento y cómo haces tus comidas.

Incluso es importante que lleves un control semanal del peso para poder mirar que se está llegando a la meta. De no ser así, el registro te permitirá saber en qué estás fallando o como mejorar la estrategia.

Ajuste de sistema

Finalmente si los resultados no son los esperados, el ajuste de sistema te permitirá cambiar los aspectos que no sirvieron para reemplazarlos por otros más prometedores. El punto es nunca rendirse pues existe el éxito pero este viene solo con el esfuerzo.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén