Hábitos

Los mejores hábitos para la vida

Alimentación

El maravilloso hábito de nutrirse con los colores

Además de aportar belleza, vitalidad y sanación espiritual, los colores juegan un rol preponderante en la alimentación. En la naturaleza, nada es caprichoso, por lo tanto, cada alimento ese de un determinado color debido a razones nutricionales. Hoy te enseñamos qué te aporta al organismo cada color de tus frutas y vegetales favoritos.

Efectos y beneficios de los alimentos según su color

  • Verde: los vegetales de este color son una rica fuente de luteína y clorofila. Entre sus efectos más importantes se encuentra el antioxidativo (entre muchos otros beneficios, la antioxidación evita que el colesterol malo dañe las arterias), protector cardiovascular, reforzador del sistema inmune, mejoramiento de la visión y fortalecedor de huesos y dientes. Algunos ejemplos son: brócoli, escarola, acelga, espinaca y aguacate.

 

  • Rojo: previenen el cáncer de mama, de cuello de útero, de próstata, de estómago y de pulmón. Son antioxidantes y refuerzan el sistema inmune. A su vez, son potentes regeneradores celulares y previenen las enfermedades neurodegenerativas. Puedes encontrar el rojo en las fresas, la sandía, los pimientos y los tomates, por ejemplo.

 

  • Naranja: mejoran las funciones digestivas, otorgan una óptima calidad de piel, retrasan el envejecimiento, mejoran la visión y previenen y contrarrestan las enfermedades óseas y articulares. Los alimentos naranjas más populares son las zanahorias, los boniatos zanahoria, la calabaza, las naranjas, las mandarinas, la papaya y el mango.

 

  • Amarillo: dado que el pigmento amarillo se los da el betacaroteno, contamos con la garantía de beneficiarnos de las propiedades de este indispensable nutriente. Es por ello que los alimentos de este color mantienen la salud de la piel y de las mucosas, protegen el sistema inmune, son antioxidantes, cuidan la correcta visión y son anticancerígenos. Algunos alimentos amarillos son los plátanos, los boniatos, los caquis, la piña, las peras y los limones.

 

  • Violeta: previenen las enfermedades urinarias, protegen la salud cardiovascular y mejoran la circulación, mejoran la memoria, previenen la diabetes tipo 2 y son un potente antioxidante. Algunos frutos violetas son las uvas, las moras, los arándanos, las ciruelas, los higos y las berenjenas.

 

  • Marrón: lo encuentras en los hongos y setas, y su principal función, gracias a los flavonoides, es antiinflamatoria y antimicrobiana.

 

  • Blanco: los nabos y el ajo son ejemplos de vegetales blancos. Su función más potente es la de fortalecer los huesos y proteger el sistema articular.

Ideas para incorporar vegetales de colores a tu dieta

Es muy sencillo pensar en cómo consumir las frutas, ya que no requieren de mucho preámbulo o preparación. Sin embargo, es posible que te encuentres ante la incertidumbre de cómo incorporar tanta gama de colores de vegetales a tu alimentación diaria. Por lo tanto, aquí van algunas ideas:

  • Tartas (tarta de queso y brócoli, tarta de calabaza y espinacas, pascualina)
  • Buñuelos (de brócoli, de calabaza y harina de maíz, de acelga)
  • Tortilla (de acelga y espinaca)
  • Salteado (saltear pimientos de todos los colores y cebolla en un poquito de aceite altoleico y combinarlos con pasta, ya sea rellena o no).
  • Ensaladas (puedes hacer una increíble combinación con pimientos, cebolla, brócoli hervido, hojas de espinaca crudas y cubos de queso).

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén