Hábitos

Los mejores hábitos para la vida

salud

El cuidado de los pies en pacientes con Diabetes Mellitus

cuidado de los pies

La diabetes mellitus es una enfermedad que se produce cuando los niveles de azúcar en sangre aumentan debido a que el organismo no es capaz de regularlos. A medida que la enfermedad avanza los pies sufren complicaciones y esto se debe a los problemas que se generan en la circulación, los nervios y el sistema inmune.

Algunas de las dificultades que se presentan en los pies son inflamaciones, hongos y ulceras que tardan en sanar. Por eso el día de hoy te vamos a presentar algunos cuidados que te pueden ayudar a proteger los pies:

1. Revisa tus pies:
No importa si a simple vista lucen bien, siempre debes revisarlos incluyendo el área interdigital, ya que  la presencia de ampollas o grietas puede alertar de complicaciones y elevar el riesgo de sufrir infecciones.

2. Lávalos y secalos bien:
Este es uno de las recomendaciones mas importantes, lavarlos y secarlos ayuda a eliminar los gèrmenes que aumentan el riesgo de infecciones. Remojarlos con agua tibia y jabón es suficiente para evitar el riesgo.

3. Corta las uñas en línea recta:
Todos debemos cortar las uñas de manera recta para evitar que se incrusten en la piel, cuando se corten no deben quedar al ras con la piel para no provocar heridas.

4. Utiliza un calzado cómodo:
El calzado que elijas debe ser de la talla y el material adecuado para reducir el riesgo de inflamación en los pies, el interior de estos debe ser liso y sin materiales plásticos.

5. No caminar descalzos:
Los diabéticos deben evitar caminar descalzos para evitar lesiones en los pies, si estas llegaran a producirse la piel afectada tardaría màs en regenerarse y hay un alto riesgo de infección.

6. Evita actividades de alto impacto:
Realizar ejercicio físico es bueno para regular los niveles de azúcar en sangre, sin embargo es necesario elegir actividades que no sean agresivas para los pies. No se recomiendan las que implican sobreesfuerzo. Debes elegir algunas como:

  • Natación.
  • Ciclismo.
  • Yoga.

7. Reactivar la circulación:
Puedes reactivar la circulación de los miembros inferiores realizando ejercicio y elevando las piernas, esto te ayudará a mejorar el proceso de oxigenación y cicatrización cuando hay heridas.

8. Evitar el tabaco:
Las toxinas del tabaco ponen en riesgo el funcionamiento del sistema circulatorio, empeorando la situación de los pacientes que padecen esta enfermedad.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén