Hábitos

Los mejores hábitos para la vida

Familia

Descubre los riesgos y beneficios del consumo mediático de los niños

Hay quienes se oponen de una manera férrea a que los niños sean expuestos a los medios digitales, pero la dinámica de la vida actual hace que esto sea prácticamente imposible. Los pequeños y adolescentes de hoy crecen sumergidos en esta tecnología cuya influencia puede al mismo tiempo enriquecer y poner en peligro su sano desarrollo.

Los problemas se hacen evidentes cuando el consumo mediático desplaza a la actividad física, la exploración práctica y la interacción directa en el mundo real, todas las experiencias vitales en el proceso de aprendizaje. La exposición prolongada a la pantalla está asociada a la irritación cerebral y puede producir hiperactividad, ansiedad, dependencia e insomnio.

Otro aspecto negativo, es que, en muchos casos son los propios padres quienes promueven el uso excesivo de dispositivos digitales (teléfonos móviles, tabletas, computadoras, juegos de video) por parte de sus hijos, para mantenerlos “tranquilos”. También se da la situación que los encargados de la crianza no están familiarizados con el uso de estos aparatos y en consecuencia no ponen a los hijos normas sobre las horas o los momentos en que se pueden usar y los que no. Así, lo adolescentes intercambian mensajes por la noche, los que reduce sus horas de sueño, llegan cansados al colegio y su rendimiento escolar se ve afectado.

Otro factor a tener muy en cuenta son los asuntos que los adolescentes tratan en sus teléfonos móviles y computadoras. El ciberbulling y el contenido sexual explicito contaminan el consumo digital de los chicos y chicas.

Sin embargo, no todo es negativo, ya que las nuevas tecnologías tienen un gran potencial como medios educativos. Se pueden usar con éxito tanto para la formación intelectual como para la educación ética en valores de niños y adolescentes.  

Los padres juegan un papel muy importante en el equilibrio del consumo mediático de sus hijos con otros comportamientos sanos. Pueden establecer expectativas y límites para cerciorarse de que la experiencia con el contenido digital sea positiva. La clave es estar atento a su uso por la familia sirviendo de ejemplo.

Recomendaciones de los expertos

Para los niños menores de 18 meses: evitar el consumo

Para los niños entre las edades de 2 a 5 años: limitar su uso a media hora al día de programas de alta calidad. Los padres deben ver el contenido mediático con sus niños para ayudarlos a entender los que están viendo y aplicarlo al mundo que los rodea.

Par los niños de 6 años en adelante: los padres deben establecer límites coherentes sobre el tiempo y el tipo de contenido que usan, y cerciorarse de que su consumo no acapare el tiempo para el sueño adecuado, actividad física y otros comportamientos esenciales para la salud del cuerpo y la mente.

Asignar horarios libres de contenido digital, tales como las horas de comer, de compartir en familia, así como zonas libres de pantallas en el hogar, tales como el baño y algunas habitaciones.

Continuamente reforzar la importancia de ser un buen ciudadano en línea y sobre la seguridad, incluyendo tratar con respeto a los demás cuando están en línea y cuando no lo están.

Deja un comentario y comparte esta importante información en tus redes sociales, es necesario comenzar a crear conciencia en nuestros niños y jóvenes para formar una mejor sociedad.  

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén