Hábitos

Los mejores hábitos para la vida

Amor

Deja ir al viejo amor. ¡Acepta una nueva historia, un nuevo abrazo y sé feliz!

Seguramente varias veces habrás estado revisando las fotos con ese viejo amor. De alguna manera, tu expareja se ha convertido en un fantasma que asecha tu presente y no te deja avanzar. Pero si esta persona ya no está presente, entonces todo está en tu cabeza.

El principal problema radica en que aunque no lo admitas en voz alta, tú quieres ser perseguido, quieres que tu ex aparezca, que te escriba, que de alguna manera te suplique. No sabes ni siquiera si estás dispuesto a regresar, pero solo quieres mantener a esos sentimientos fantasmas en tu vida.

Esa persona probablemente te hizo mucho daño. Te enseñó lo que era sufrir y sentir tristeza como nunca imaginaste. Y sin embargo, no puedes evitar volver a las fotos, volver a abrir la herida, recordarle. Probablemente esto tenga que ver con la incertidumbre, aunque tu amor del pasado fue malo, ya le conoces, ya sabes quién es y sabes cuál es su juego. Pero no puedes abrazar otra relación porque todo es incierto y tienes demasiado miedo de volver a ser lastimado.

Prefieres mirar fotos viejas y recordarte que las mujeres o los hombres son malos, solo para no volver a ilusionarte, para recordarte que no debes dar demasiado, porque la historia podría concluir igual. Sin embargo, estás desperdiciando una gran oportunidad de amar y ser amado.

¡Date una oportunidad! Ya sabes lo que es el dolor, es momento de saber lo que es la felicidad de una relación sana. Y para ello, lo único que necesitas hacer es dar el primer paso: deja ese viejo amor en el pasado y avanza hacia lo que tienes al frente.

Si has conocido a una persona que cuando está cerca aleja todos los fantasmas, es amable, gentil y está dispuesta a ayudarte a superar todos tus traumas, pero aun así no terminas de darle la oportunidad sencillamente porque tienes miedo, estás dejando pasar una oportunidad.

Personas especiales, que se preocupen por nosotros y nos hagan olvidar todo cuando están cerca de nosotros no son fáciles de encontrar. Si tienes a una persona que lo quiere intentar contigo, inténtalo. No guardes luto para siempre a una relación que no funcionó, no hagas un ritual en torno a tu dolor, no te martirices con el látigo del daño que te hicieron.

No eres la primera ni la última persona que fracasa una vez en el amor, pero los fracasos no son definitivos, el mundo está repleto de millones de personas, y entre esas tantas hay opciones muy buenas para ti. Deja de pensar que algo anda mal contigo, lo único malo es que te dejes atrapar por el miedo y el derrotismo. Cuando recuerdes a esa persona de tu pasado, más bien recuerda lo bonito que te sentiste cuando recién te enamoraste, y ten presente que esa sensación es completamente tuya y puedes volverla a sentir, pero esta vez con una persona diferente y un resultado completamente diferente.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén