Hábitos

Los mejores hábitos para la vida

Amor, Psicología

Definiendo un yo mientras estás en una relación

Cuando estamos solteros pasamos los días pensando en ese momento en que encontremos a esa otra mitad con quien compartiremos nuestras vidas. Aunque claro, muchos son quienes aprovechan el tiempo para disfrutar de la soltería pues esta, en algún momento se acaba.

Y es que no fuimos creados para estar solos y pasará que en cierto punto pondrás tu mirada en alguien y serás flechado por cupido. Suena muy bonito cuando se está soltero, pues al momento de abordar una relación las cosas cambian.

Dejamos de pensar de manera individual para hacerlo en colectivo. Esto no tendría por qué ser malo pero la realidad demuestra que en ocasiones una de las partes de una relación se olvida de sí misma para pensar solo en base a su pareja.

El error de olvidarse del YO cuando se está en una relación

Una de las cosas que apreciamos o que deberíamos apreciar cuando estamos solteros es nuestra capacidad para pensar por nosotros mismos y seguir nuestras metas. Todos las tenemos, cada uno de nosotros cuenta con sueños, ideas y con planes para ejecutar cada cosa.

Veamos un ejemplo. Puede que desde pequeño hayas querido viajar y recorrer el mundo, o quizás trabajar en algo simple pero que siempre te haya hecho feliz. Puede que tuvieras la intención de sacar una nueva carrera o de hacer estudios de post grado o doctorado.

Nadie parecía tener la fuerza para hacerte pensar de manera distinta, ni siquiera tus padres quienes en algún momento pudieron comentarte que no estaban de acuerdo con algunas de tus ideas.

Sin embargo, siempre usaste comentarios como: “Es mi vida y la forjo como quiero” o “son mis sueños y debo perseguirlos”. Sin duda son dos afirmaciones validas con mucho sentido, y aunque siempre tienes que ser prudente con las decisiones que tomas, bien es vedad que debes seguir tus propios sueños y metas.

Entonces, ¿Por qué parece que cuando te enamoras pierdes esta convicción? ¿Por qué abandonas tus ideas por enfocarte en vivir para otra persona?

Cuando comenzamos una relación de pareja tenemos que recordar pensar por nosotros y tener ideas propias. De hecho, cuando la otra persona se enamoró de ti, seguramente lo hizo en base a quien tú eras.

¿Por qué dejar de serlo entonces? Lo insatisfactorio de las relaciones de hoy día es que siempre parece haber uno de los dos que intenta cambiar a la otra persona de manera directa o indirectamente, haciendo que deje de lado sus sueños por enfocarse en los suyos.

Ciertamente esto es algo muy egoísta en lo que nunca debes caer. Desde luego, al compartir una relación, ambas partes tendrán que acoplar sus ideas o sueños lo que puede hacer que ciertas cosas se retrasen porque hayan metas nuevas en conjunto que se quieran cumplir.

Pero no debemos dejar de lado nunca las ideas y sueños que como seres individuales teníamos y tenemos.

Recuerda esto, las relaciones prosperan cuando somos libres de ser quienes somos; cuando podamos decir que no; cuando perseguimos nuestras propias aspiraciones y metas. Si estás en una relación sólida, fuerte y sana tienes que saber que ambos pueden sobrevivir sin el otro.

 Así que no te olvides de vivir y de preocuparte también por tu YO, quien espera que alcances mucho más de lo que tienes ahora. 

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén