Hábitos

Los mejores hábitos para la vida

Familia

Cuidar de los que nos han cuidado es honrar sus sacrificios y mostrarles gratitud

Cuidar de aquellos que realmente nos aman y quieren ver nuestra felicidad es una oportunidad para devolver todo el bien que nos han hecho y expresarles nuestro amor y gratitud. Si dices que practicas la gratitud pero has descuidado a los abuelos de tu familia, revisa tu corazón, porque la gratitud empieza por casa.

Muchas personas pueden agradecer con sus palabras por lo que comen, lo que beben o lo que aprenden. Pero la gratitud es una cualidad que se demuestra con hechos más que con palabras. Las palabras más bien son un reflejo de lo que hay en el corazón y de lo que se expresa con las acciones.

Una de las mejores oportunidades para expresar gratitud es cuidando de aquellos que algún día cuidaron de nosotros. Pueden ser madre, padre, tíos, abuelos, etc. personas que cuando más les necesitamos, nos extendieron su ayuda y velaron porque siempre estuviéramos bien y alcanzáramos nuestras metas.

Seguramente has contado con alguno de estos ángeles en tu vida, procura que cuando ellos necesiten de ti, estés dispuesto y les cuides con todo el amor y atenciones que merecen.

El hombre es como la flor del campo, nace, crece, florece y luego empieza a marchitarse. La vejez es inevitable. Todos huimos de ella sin saber que en realidad estamos corriendo hacia ella. No importa cuán fuerte, orgullosa y arrogante sea una persona, la vejez, la sabia e inevitable vejez, golpea el ego de cualquier hombre sobre la tierra y le hace cada vez más débil y más dependiente.

Es por eso que la vejez, por terrible que parezca, es un don de Dios, inclina los ojos de los soberbios y del hombre que se dice independiente, al tener que depender de otros. Pero también prueba los corazones y la gratitud de los jóvenes. Todo lo que sembramos, cosechamos, ten cuidado entonces de no olvidar a tus abuelos, pues corres el riesgo de que cuando llegues a esa etapa tú también seas olvidado.

Quienes necesitan más cuidados y atenciones, sobre todo en este tiempo, son los ancianos de tu familia. Hónralos hasta el último de sus días sobre la tierra y acumularás para ti abundancia de bendiciones. Seguramente, los ancianos de tu familia, sean abuelos, padres o tíos, hicieron unos cuantos sacrificios para que tú estuvieras en este mundo hasta ahora. Honra ese sacrificio y exprésales gratitud con obras, no con palabras.

Es hermoso escuchar la palabra “te quiero”, pero esas palabras son huecas sino vienen acompañadas de acciones. Y recuerda que los abuelos en tu familia no solo necesitan dinero, también necesitan de tu compañía y de tu amor incondicional, aun cuando andan irritables. Porque ellos no te ofrecieron a ti solo dinero cuando estaban fuertes, te dieron mucho más que eso. Entrégales un amor puro y sincero, para que cuando partan de este mundo se vayan satisfechos, luego de haber sido muy amados.

1 Comentario

  1. Alfredo.llano.barrios

    La..triste.y.alegre.realidad…el.tema.de.la.gratitud..es.muy.acertado.en.sus.definiciones..el.abandono.de.algunos.hijos..que.no.piensan.siquera.un.segundo.de.su.existencia.en.rsos.padres.olvidados..y.que.ellos.por.el.amor.al.dinero.lo.encierran.en.un.asilo..y.no le brindan.la.gratitud.por.haberles.dado.una.formacion.y.ellos.desapercibidos.ignoran.lo.que.teptesente.la.gratitud….gracias….

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén