Hábitos

Los mejores hábitos para la vida

Alimentación

Cuida tu corazón con una dieta saludable

No siempre es fácil cambiar nuestros hábitos alimenticios, puede que lleves mucho tiempo comiendo de forma poco saludable o que simplemente no estés consciente del impacto que tiene la comida sobre tu salud.

Estamos deseosos de que comiences a realizar esos cambios que necesita tu corazón, es por ello que te traemos algunos consejos para seguir una dieta saludable para tu sistema cardiovascular y por supuesto para tu organismo en general.

¡No te los pierdas!

Consejos para seguir una dieta saludable para el corazón

Incluye más vegetales y frutas

Las frutas y los vegetales son una fuente natural de vitaminas y minerales, su bajo contenido en calorías no afecta el peso y aporta una gran cantidad de fibra que ayuda a mejorar la digestión. Los vegetales y frutas en general previenen la aparición de enfermedades cardiovasculares, protegiendo al corazón.

Para incorporar más de estos recursos naturales en tu dieta lo que debes hacer es mantener los vegetales lavados y cortados dentro del refrigerador, así podrás comerlos como snacks o simplemente agregarlos a las preparaciones. Coloca las frutas en un recipiente en la cocina paralas tengas visibles y recuerdes comerlas.

Evita en lo posible adquirir frutas en almíbar u otros conservantes azucarados y los vegetales consúmelos a vapor o en salsas naturales, no utilices aceites para freír.  

Controla el tamaño de tu porción

La alimentación consciente es super importante para nuestra salud, si sobrecargas el plato, comes muy rápidamente y no te detienes hasta sentirte repleto, probablemente consumas más calorías de las necesarias.

Te recomendamos que uses un plato pequeño para que sea más fácil controlar tu porción, puedes comer porciones más grandes de frutas y vegetales, pero reduce aquellas con alto contenido de sodio y grasas saturadas. Con este método podrás le pones forma a la dieta, al corazón y a la cintura.

No dejes por fuera los cereales integrales

Los cereales integrales son muy conocidos por su beneficioso efecto en la salud digestiva, pero su fibra y nutrientes también regulan la presión arterial, protegiendo la salud del corazón. Comienza a sustituir los productos refinados como la harina de trigo, por ejemplo, por cereales integrales como la quinoa, la avena y la cebada.  

Controla el consumo de grasas no saludables

Para prevenir enfermedades de las arterias coronarias y disminuir el colesterol (LDL) lo mejor será limitar la cantidad de grasas saturadas y grasas trans que comes.

La Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) ofrece estos lineamientos para saber cuánta grasa se puede consumir en una alimentación saludable:

  • Quita la grasa de la carne o escoge carnes magras con menos del 10 por ciento de grasa.
  • Disminuye la cantidad de mantequilla, margarina y grasa cuando cocines y sirvas.
  • Utiliza sustitutos con bajo contenido de grasa cuando sea posible.
  • Cuando utilices grasas, escoge el aceite de oliva o el aceite de canola.
  • Consumir la grasa a través de pescados, aguacate, nueces y semillas. Recuerda comer con moderación.

Escoge buenas fuentes de proteínas

Las proteínas con menor porcentaje de grasa son las mejores para nuestra salud. Elige las opciones con menos grasa, como la leche descremada en lugar de leche entera y pechugas de pollo sin piel en lugar de pollo frito. El pescado es otra excelente alternativa para sustituir las carnes altas en grasas. Las legumbres contienen menos grasa y están libres de colesterol, por lo que son buenas sustitutas de la carne.

Otras fuentes importantes de proteína son las semillas de lino, la soja, el aceite de canola y las nueces.

Disminuye el sodio en tus comidas

Consumir mucho sodio contribuye a la presión arterial alta, un factor de riesgo de enfermedades cardiovasculares. Reducir el consumo de sal es una parte importante de una dieta saludable para el corazón.

Los estudios han demostrado que los adultos saludables no deben consumir más de 2300 miligramos (mg) de sodio por día (aprox. una cucharadita de sal)

Crea menús diarios

Planifica tus comidas usando los consejos anteriores. Recuerda incluir las proteínas bajas en grasa, reducir la sal, comer vegetales, frutas y cereales integrales con regularidad.  Supervisa el tamaño de las porciones y agrega variedad a tus opciones de menús.

Regálate un gusto de vez en cuando

Comer una golosina, papas fritas, hamburguesas de vez en cuando no hará mella en tu salud. Pero no lo conviertas en tu menú diario, si abusas estarás atentando con tu salud y poniendo en riesgo tu vida.  

Comienza a incorporar estos consejos a tu vida e invita a tus conocidos a comenzar una vida saludable, compartiéndole esta publicación en redes sociales.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén