Hábitos

Los mejores hábitos para la vida

Alimentación

Coronavirus: Esta es la dieta que recomiendan los nutricionistas para no engordar durante la cuarentena

Ahora mismo estamos atravesando por un momento que nadie vio venir, se trata de la pandemia que azota al mundo conocido como Covid-19 o Coronavirus. Estamos en una lucha contra un virus que puede costarte la vida. Pero cálmate. Este no es el apocalipsis zombi que muchos frikis predicen, se trata de un virus que tiene los días contados. Pero es preciso que te cuides, ¿Cómo hacerlo? Quedándote en casa, olvídate de lo que dicen los medios y guarda distancia del resto de las personas. Pero, ten cuidado porque estar en cuarentena puede traerte otros problemas, por ejemplo la obesidad. Acá te daremos algunas recomendaciones saludables para que te mantengas fuerte pero sin engordar durante tu aislamiento voluntario.

Aliméntate sanamente durante la cuarentena

Ya de por sí, era difícil para muchos alimentarse sanamente antes de la pandemia. El exceso de comida chatarra y grasas trans que se ofrece en todas partes es abrumadora. La lucha por la obesidad sigue siendo una de las tareas más grandes y difíciles de este siglo, y que ahora una pandemia global amenace con complicar lo poco que se ha logrado, es sin duda un desastre.

Solo piénsalo un poco. Estarás encerrado en casa 40 días y en ese tiempo solo la cama, la televisión y la comida serán tu mayor fuente de entretenimiento. Y seamos sinceros, el hacer nada puede provocar ansiedad que nos hace comer más de lo que necesitamos. Todo esto se traduce en una sola cosa: “kilos extra”. Por eso te sugerimos que durante este proceso te alimentes sanamente y acá te dejamos algunos tips para ayudarte.

Desayunos hipercalóricos

No te diremos “come esto o aquello”, es la mañana y aquí todo se vale, así que haz de tu desayuno una comida de reyes. Ingiere dulces, carbohidratos, grasas, y todo lo que quieras. Aprovecha porque es cuando el día está comenzando y tu cuerpo tendrá todo el tiempo del mundo para procesar lo que ingieras.

Almuerzos moderados

Para cuando llegue el almuerzo aún deberías estar lleno por el desayuno, por eso aquí es cuando nos enfocaremos a solo comer porciones racionadas. Olvídate de las grasas, los azúcares y las harinas, y enfócate solo en los carbohidratos complejos y en las proteínas. Aquí el arroz, las verduras, los vegetales y todos los tipos de carnes son los que mandan.

Meriendas

Con todo un día para hacer nada, es normal que sintamos la sensación de hambre en nuestros estómagos. Tranquilo, no te diremos que te lo aguantes, pero sí te daremos las armas para que luches sabiamente.

Cuando la ansiedad toque a la puerta, combátela con frutos secos como almendras y nueces, o con barras de avena, o una fruta. Estos alimentos además de beneficiar mucho tu salud, te ayudarán a sentirte satisfecho por más tiempo.

Cenas hipocalóricas

Llegó la noche y hay algo que tu cuerpo no necesita: “comer”, todo lo que tu cuerpo te pida solo es producto de ansiedad. Sin embargo, no vamos a decirte que no comas pero es preciso que conozcas lo único que puedes comer.

Frutas cítricas, yogur, vegetales verdes y frutos secos serán los únicos permitidos. Cualquier otra cosa que ingieras se convertirá en azúcares que se irán directo a tu tejido adiposo.

A todo esto solo falta sumarle una sola cosa: el agua. El agua es de vital importancia pero además nos ayudan con la saciedad. Bebe al menos 1.5 litros al día y mantendrás tu peso controlado.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén