Hábitos

Los mejores hábitos para la vida

salud

Como puedes prevenir el espolón calcáneo

espolon

El espolón calcáneo consiste en una calcificación donde los tendones se unen al hueso calcáneo del pie. El espolón en sí no es doloroso, lo que causa el dolor son los tejidos blandos que se clavan en el hueso nuevo.

Por lo general se desarrolla debido a una inflamación de la fascia plantar del talón originados por microtraumas que recibe la misma fascia plantar. Todos estos tejidos en vez de cicatrizar con tejido normal comienzan a depositar sales de calcio o ácido úrico originando a largo plazo la formación de espolones.

Síntomas del espolón calcáneo

En este caso el dolor es el principal síntoma y se produce por la inflamación al sobrecargar los tendones, otro síntoma son los dolores matutinos después de dar los primeros pasos y la sensación de pisar un clavo en el talón afectado. El dolor suele disminuir en reposo pero se vuelve a presentar cuando se apoya el pie.

Tratamientos

Los tratamientos convencionales incluyen masajes, estiramientos y movilizaciones del sistema nervioso, dependiendo del paciente y su caso, otras medidas contra el dolor son:

  • Uso de plantillas ortopédicas que mejoran el apoyo del pie y alivian la tensión de los tendones.
  • Terapia física mediante la aplicación de frío o calor para aliviar el dolor
  • Tratamiento con ultrasonido
  • Infiltraciones analgésicas en la zona de dolor.
  • La cirugía es de última instancia cuando el tratamiento no da resultado.

Remedios naturales para aliviar los síntomas del espolón

Los remedios naturales pueden ser utilizados de forma complementaria para al tratamiento médico que indique el médico especialista y pueden resultar de ayuda para combatir el dolor y los síntomas:

  • Ajenjo: Aplica compresas mojadas sobre el área afectada.
  • Parietaria: Realiza una infusión de hojas secas con un litro de agua, el resultado de esta debes colocarla tipo compresa en el área afectada.
  • Equinácea: Tiene propiedades anti-inflamatorias, solo debes realizar una infusión con una cucharada de la planta por una taza de agua. Bebe dos tazas al día.

Prevención

La mejor manera de prevenirlo es evitando sus causantes que serian la obesidad, esfuerzo excesivo, uso de calzado inadecuado, dieta rica en alimentos que contengan magnesio, zinc, y silicio que nos ayudan a mantener los músculos y tendones sanos. Algunos alimentos ricos en estos serian:

  • Magnesio: Moluscos, lechuga, espinacas, cereales, frutos secos.
  • Silicio: Harina de avena integral, perejil, remolacha.
  • Zinc: Maní, calabaza, mantequilla, germen de trigo.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén