Hábitos

Los mejores hábitos para la vida

Alimentación

Cómo preparar una Tiramisú

Este divino postre es originario de Italia, y desde que se dio a conocer, millones en todo el mundo lo comen sin falta gracias a esa cremosidad y a esa textura incomparable, con su rico sabor. Y el día de hoy te enseñaremos a prepararlo.

Ingredientes

  • 500 gr. de Queso crema
  • 5 Huevos
  • 5 Cucharadas de Azúcar Blanca
  • Medio litro de Café recién hecho
  • 20 ml de licor para Postres o Ron (Amaretto, Brandy, Coñac)
  • Alrededor de unos 50 Bizcochos de Soletillas o Savoiardi

Preparación

El primer paso es buscar dos moldes, uno en donde colocaremos las yemas de los cinco huevos y en el otro donde ubicaremos las claras. Aquí solo tienes que tener mucha precaución de no permitir que parte de la yema pase a la clara pues podría no montar bien.

Hecho esto, pasamos al bol en donde colocamos las 5 yemas y es allí en donde colocamos el azúcar blanco. Una vez que hayas realizado esto, procedemos a batir de ser posible con un batidor eléctrico, sino lo tienes no te detengas pues solo queda hacerlo a la antigua con una varilla. Bate todo hasta que se forme una mezcla blanquecina.

Luego, pasado algunos minutos de estar batiendo verás como la mezcla duplica un poco su tamaño, es en ese momento en donde colocarás el queso crema. Si lo deseas puedes suplantar el queso crema por crema de leche, pues hay personas que lo prefieren así. Sin embargo, este no será el caso. Colocado el queso crema, continuamos batiendo muy bien por algunos minutos hasta que todo el queso se haya mezclado bien. Terminado este paso lo colocamos en el refrigerador y nos vamos con las claras.

Con las claras hacemos igual que con las yemas, las batimos hasta que quede como una crema o espuma. Cuando ya lo tengas, sacas el bol del refrigerador y comenzamos a añadirle poco a poco la mezcla de claras que debería estar en punto nieve. Con el batidor eléctrico o con la varilla iremos integrando todo poco a poco evitando que las claras bajen.

Hecho esto nos vamos con el café, el cual lo pondremos en una taza y lo mezclamos con una o dos cucharadas de licor. Mezclamos bien y llevamos todo al bol principal en donde montaremos la tiramisú.

Tomamos un recipiente preferiblemente cuadrado, y colocamos la primera capa de bizcochos los cuales debieron haber sido previamente remojados en la mezcla de licor y café. Hecho esto, cubrimos con una capa de la mezcla de huevos y queso crema hasta que quede bien cubierto y uniforme. Ahora seguimos con la segunda capa de bizcochos y así sucesivamente hasta terminar con todos los ingredientes.

Finalmente, cubrimos la capa superior con el polvo de cacao amargo y lo metemos en el refrigerador de manera inmediata. Una vez allí déjalo reposar por un mínimo de seis horas para probarlo, aunque sería mejor si esperas hacerlo de un día para otro, y es que ese es el mejor tiempo para que tome la textura y el sabor que sin duda amarás probar.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén