Hábitos

Los mejores hábitos para la vida

Familia

¿Cómo desarrollar la inteligencia emocional en los niños?

La educación en los niños es la base para su futuro, pero no debemos enfocarnos solamente en el nivel académico, el desarrollo personal también será clave para vivir plenamente en la adultez. Saber reconocer y expresar las emociones debe ser parte de la personalidad de nuestros hijos, enseñarlos a comprender los sentimientos es fundamental para su desenvolvimiento en la sociedad.

Mantener una comunicación constante con los pequeños en casa será la base para comenzar a inculcarles la importancia de gestionar sus emociones de forma inteligente.

¿Qué es la inteligencia emocional?

La inteligencia emocional es logro del reconocimiento, la comprensión y el control de nuestras reacciones ante cierto estímulo; dentro de este concepto también se incluye el entendimiento de las emociones ajenas.

En el caso de los niños, el control emocional puede ser un tanto difícil, pues para ellos regular la frustración, la ira y el miedo no es algo sencillo. Por lo tanto, esta etapa es crucial para demostrarles cómo deben gestionar sus emociones y así prepararlos para la vida. En muchas ocasiones, nos encontramos con niños cuyo comportamiento es hostil e irritable cuando no logran obtener lo que quieren, esto demuestra las consecuencias de la falta de inteligencia emocional.

Diferentes investigaciones han concluido que los adultos con escasa tolerancia emocional, son más propensos a caer en adicciones que aquellas cuyo grado de control es mucho mayor. Estos y otros estudios argumentan la importancia de la inclusión del desarrollo de la inteligencia emocional en la educación básica.

Consejos para estimular la inteligencia emocional en los niños

Nadie conoce mejor a los niños que sus propios padres, entender sus necesidades y darles confianza será la llave para incentivar el conocimiento de sus emociones. Asimismo, el papel de la escuela es crucial en el desarrollo de la inteligencia emocional de los pequeños, es por ello que la comunicación entre maestros y representante debe ser constante y fluida.

A continuación, te presentamos ciertas claves para estimular la inteligencia emocional en los consentidos de la casa:

Conocer las emociones:

Lo primero que debemos hacer es hablarles sobre las emociones, lo que significan y cómo se distingue cada una de ellas. Lo mejor será hacerlo de una manera fácil y sencilla de entender para ellos. Una buena estrategia es definir la alegría, la tristeza, el miedo, la sorpresa o el asco, a través de ejemplos.

Asegúrate de ser el ejemplo:

Los adultos somos un espejo para los niños, ellos actuarán imitando nuestras acciones. Es necesario que los padres trabajen en el autoconocimiento para poder mostrar a sus hijos la empatía, la compasión y el respeto.

No censurar:

Castigarlos y reprenderlos son las acciones más frecuentes a las que recurren los padres cuando los niños reaccionan con una emoción negativa. Pero, por lo general no se obtienen buenos resultados. Es importante hacerles saber que todas las emociones cumplen determinada función, sin censurar ninguna de ellas.

Esto no quiere decir que celebremos las rabietas, nos referimos a tomar acciones que los ayuden a entender que no esta más sentirse enfadado o triste. Lo importante es comprender el porqué de cada una y reconocer el momento que aparecen. Imitar situaciones y colocarles nombre son herramientas útiles a la hora de enseñarles a expresar sus sentimientos.    

No te olvides de preguntarle a tus niños cómo se sienten, esto les genera confianza y les será más fácil comunicar lo que están experimentado en el momento, no te preocupes sino lo hacen con las palabras exactas, poco a poco aprenderán a decirlo con más exactitud.

Comparte esta publicación a través de tus redes sociales y déjanos tu opinión en la sección de comentarios.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén