Hábitos

Los mejores hábitos para la vida

Psicología

Cómo ayudar a un amigo deprimido: un poema de apoyo para compartir

A menudo no tenemos idea de cómo ayudar a un amigo deprimido. No queremos minimizar su enfermedad mental. Sabemos que él o ella no puede simplemente salir de allí solo o sonriendo nada más.

Cuando pones empeño en ayudar a un amigo deprimido, te das cuenta de que auxiliarlo durante los episodios difíciles lleva tiempo, silencio, tomar de las manos, tal vez incluso doblar un poco de ropa. Y extender la mano a tu amigo deprimido puede ser la diferencia entre la vida y la muerte.

Este poema anónimo, titulado “Estoy aquí para ti”, te muestra cómo ayudar a un amigo deprimido. Pásalo a tus seres queridos deprimidos si estás dispuesto a dedicar tiempo.

“Estoy aquí para ti”

Sé que las palabras no te quitarán el dolor.

Pero estoy aquí por ti.

Cuando sientes que a nadie le importa, a mí sí.

Estoy aquí para ti.

Cuando otros juzgan, critican o ponen los ojos en blanco, no lo haré.

Estoy aquí para ti.

Si son las 3 de la mañana y no quieres cargar a nadie, llámame.

Estoy aquí para ti.

Si parece tan oscuro y las paredes se están cerrando, seré tu luz y te guiaré.

Estoy aquí para ti.

Si sientes que nadie entiende, yo sí. He estado allí.

Y estoy aquí por ti.

Cuando no se te ocurre nada bueno que decir sobre ti, tengo una larga lista de cosas buenas que veo en ti, aquí para ti.

Cuando no se te ocurra ninguna razón para continuar, seré tu razón.

Necesito estar aquí para ti.

Cuando estás molesto sin razón, no necesitas darme una razón

para estar aquí por ti.

Cuando no quieras un consejo o una conferencia, y solo necesites que alguien se siente contigo,

me sentaré aquí contigo.

Cuando sientes que has fallado, no lo has hecho.

Estuviste aquí por mí.

Ahora estoy aquí para ti.

¿Qué te ha parecido el poema? Responde en la sección inferior y nuevamente te invitamos a compartir esta publicación con ese amigo que sabes que lo necesita.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén