Hábitos

Los mejores hábitos para la vida

hábitos

Cinco pasos para tomar la decisión correcta para ti

No siempre es sencillo tomar una decisión. Pero aunque no te des cuenta, tomas decisiones todos los días. Lo que pasa es que solo te detienes en aquellas que resultan ser determinantes para ti. Para las situaciones difíciles solo tienes que poner en práctica lo que aplicas para las decisiones simples. Pero necesitas saber qué cosas fueron las que aplicaste. Y aquí te enseñaremos una manera de hacerlo.

Pasos que te ayudarán a tomar una buena decisión

A continuación te nombramos los cinco pasos que te ayudarán a tomar decisiones correctas:

Divide tu vida en tres grupos de edad

Para comenzar toma un lápiz y papel o bien puedes usar la computadora o tu teléfono celular. Lo importante es que dividas tu mente en tres grupo de edades. Por ejemplo, si tienes 40 años, tomarás tres hojas de papel y las dividirás de la siguiente manera: en una hoja para edades entre 1 y 13 años, en la otra hoja para edades entre 14 y 26 años y en la tercera hoja para edades entre 27 y 40 años. Esto lo vas a escribir en la parte superior de cada una de las hojas.

Enumera tus logros en cada grupo

Una vez que tengas las tres hojas, vas a dividirlas en dos columnas y vas a llamar a una columna “experiencia” y a la otra columna “razón”. Hecho esto, tomarás la primera columna “experiencia” y escribirás allí cualquier experiencia que pudieras considerar como un logro en tu vida. Pero además, detallarás cuántos años tenías para ese entonces, especifica cuál fue ese logro y de ser posible detalla la escena. Puedes decir quien o quienes estuvieron involucrados directa o indirectamente y por su puesto agrega el lugar en donde te encontrabas.

Enumera por qué fue un logro para ti

Ahora vayamos a la columna de la razón. Aquí es donde determinas o explicas el por qué lo que expusiste en la otra columna fue un logro para ti. Por qué lo sentiste como un logro, qué te hizo pensar que lo fue. De ser posible puedes hacerte preguntas como las siguientes:

¿Tenía que ver con las personas involucradas, lo que dijeron?

¿Tenía que ver con cómo te hacían sentir?

¿Estabas ayudando a otros o creando algo?

¿Recibiste reconocimiento o una recompensa monetaria?

¿Qué hizo que la situación pareciera un logro?

Esto evidentemente lo harás con tus tres grupos de edades, anota todo y no dejes que nada se quede por fuera. Una de las cosas que impacta de este ejercicio es que puedes traer al presente hermosos recuerdos de tu pasado que comenzarán a hablar cada vez mejor de ti pues si te fijas, estamos buscando tus puntos más positivos que te han hecho ser quien eres.

Busca patrones

Una vez que hayas terminado de rellenar las dos columnas de las tres hojas es momento de regresar a la primera y leer todo poco a poco en búsqueda de patrones de comportamiento. Estos patrones van a reflejar tus valores, lo que es importante para ti y lo que verdaderamente te motiva. Y es que todos tenemos nuestros propios desencadenantes que hacen que una acción culmine en éxito o fracaso.

Próximos pasos

Seguidamente, toma esos patrones y aplícalos en tu vida actual. Si estás enfrentando alguna mala situación, revisa si esta tiene algo parecido a algo que ya hayas vivido antes. De ser así, intenta hacer lo que hiciste en ese entonces y si no, tan solo deja que tus patrones te guíen. En ti siempre estará la respuesta.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén