Hábitos

Los mejores hábitos para la vida

Alimentación, hábitos

Aprende a preparar hígado con estas 3 recetas

higado encebollado

El hígado no a muchas personas les gusta, esto se debe a que muchas veces tiene un aroma muy fuerte y al masticarlo puede que este duro y con textura chiclosa, para este problema existen varias soluciones muy fáciles de aplicar.

El hígado contiene muchas propiedades beneficiosas para la salud, a continuación te vamos a dar algunas recetas para no desperdiciarlas:

1. Salteado de Hígado

Necesitarás:

  • 500 gr. de Hígado
  • 1/2 cdita. de Pimienta Negra
  • 1 diente de ajo
  • Sal a gusto
  • 1 Cebolla grande
  • 2 cdas. de Aceite de Oliva
Que debes hacer:
  1. Lava y corta el hígado en tiras finas y agrégalo en un bol con el ajo, la sal y la pimienta.
  2. Lleva esta preparación a la nevera por 20 minutos, pasado este tiempo retira y pon a calentar el sartén con aceite de oliva.
  3. Fríe todas las tiras de hígado que tengas en el bol y una vez que esté algo cocido agrega la cebolla previamente picada en juliana.
  4. Cuando la cebolla esté transparente, retira del fuego y ya puedes degustar tu hígado.

Cuando cortas el hígado bien delgado es muy difícil que salga duro, también todos los ingredientes y condimentos que le agregues serán absorbidos mas rápido.

2. Filetes de Hígado (macerado con Leche)

Necesitarás:

  • 500 gr. de hígado en filetes
  • 2 Dientes de ajos machacados
  • 240 ml. de leche
  • 1/2 cdita. de Condimentos y algunas hiervas aromáticas (a gusto)
  • 2 Cebollas
  • Sal a gusto
  • 2 cdas. de aceite de oliva
Que debes hacer:
  1. Coloca los filetes en un recipiente y agrega por encima los condimentos y las hierbas de tu elección.
  2. Una vez mezclados agrega la leche y lleva a la nevera por 3 horas.
  3. Pasado este tiempo retira el hígado de la leche, lávalo bien y seca con papel de cocina.
  4. En un sartén coloca el aceite, cuando este algo caliente agrega los filetes y fríe por 2 minutos cada lado.
  5. Retira los filetes y deja en un plato, en el mismo sartén agrega la cebolla cortada en juliana y cuando esté dorada agrega el hígado para que se termine de cocinar.

En este plato lo importante es el tiempo de maceración, el cual también puedes dejar de un día para otro para reforzar su sabor.

3. Hígado en Salsa de Vino Blanco

Necesitarás:

  1. 500 gr. de hígado entero
  2. 1 Taza de vino blanco
  3. 2 cdas. de Vinagre blanco o limón
  4. 1 Cebolla Grande picada
  5. 1 o 2 Tomates picados y sin semillas
  6. Perejil picado a gusto
  7. 2 Dientes de ajo picados
  8. Aceite de Oliva, Sal y Pimienta negra a gusto
Que debes hacer:
  1. Lava y corta el hígado en cubos, colócalos en un recipiente y encima agrega el vinagre, el ajo, la sal y la pimienta.
  2. Una vez mezclado, lleva a la nevera por 1 hora. Pasado este tiempo, en un sartén agrega aceite y sofríe la cebolla.
  3. Luego agrega el tomate, perejil, saltea por unos minutos, añade el hígado y si notas que hay líquido debajo de los ingredientes deja cocinar hasta que este se evapore por completo.
  4. Es importante dejar que el hígado se pegue del sartén esto hará que se caramelice y realce su sabor, luego agrega la taza de vino y baja el fuego a mínimo.
  5. Mezcla bien y suavemente hasta que se evapore el vino, cuando esto suceda rectifica si esta bien de sal o le hace falta, si es así añade deja cocinar unos segundos y ya estas listo para disfrutar.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén