Hábitos

Los mejores hábitos para la vida

Salud Mental

Alzheimer: ¡4 hábitos para prevenir la enfermedad!

El Alzheimer es una enfermedad degenerativa con terribles consecuencias. Sin embargo, algunos hábitos pueden mantenerla alejada.

El Alzheimer es una enfermedad neurológica degenerativa que deteriora la capacidad cognitiva, es decir, para aprender, prestar atención y asimilar información. Asimismo, la enfermedad, al principio, afecta a la memoria a corto plazo, haciendo que la persona repita la misma pregunta varias veces y que tenga dificultades para seguir una conversación, además de olvidar las cosas con facilidad.

El problema aparece y se instala cuando el procesamiento de ciertas proteínas en el sistema nervioso central comienza a fallar. Estos residuos comienzan a depositarse en el cerebro, causando la pérdida progresiva de neuronas en ciertas regiones, lo que afecta al razonamiento, la memoria, el pensamiento y el reconocimiento de los estímulos.

Desafortunadamente, todavía no hay una prevención específica para la enfermedad de Alzheimer. Sin embargo, se cree que algunas actividades de estimulación cerebral pueden mantener el problema a raya, una de ellas probada por los científicos brasileños.

¡Mira nuestros 4 consejos!

Hacer ejercicio regularmente

Como se ha dicho, no hay un tratamiento preventivo 100% efectivo para la enfermedad, pero los investigadores brasileños han descubierto que la clave para dejarla lejos puede estar en el ejercicio físico.

El secreto puede estar en la irisina, una hormona producida por los músculos durante la actividad física. Los científicos de la Universidad Federal de Río de Janeiro (UFRJ) han descubierto que, además de su papel en la quema de grasa, es importante para la comunicación de las neuronas y la formación de la memoria. Esto protege el cerebro y restaura las memorias afectadas por el Alzheimer, previniendo la aparición y el progreso de la enfermedad.

Todavía hay que hacer muchas investigaciones para probar cuánto ejercicio se necesita para mantener alejado el Alzheimer. Sin embargo, la actividad física también proporciona una mayor calidad de vida y debería formar parte de la rutina de cualquier individuo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que los adultos y los ancianos realicen 150 minutos de actividad física moderada o 75 minutos de actividad intensa cada semana.

Estudia y lee con frecuencia

El Ministerio de Salud indica que las personas que estudian con más frecuencia realizan actividades intelectuales más complejas y, por lo tanto, logran prevenir o retrasar la aparición del Alzheimer.

El estudio y la lectura constantes proporcionan nuevos conocimientos y ejercitan la memoria, ya que es necesario asimilar ese contenido y luego utilizarlo para resolver algún problema.

No abusar del alcohol

El abuso de alcohol está asociado con diversas disfunciones del cuerpo, incluso en el cerebro, hasta el punto de que existe un tipo de demencia causada por la sustancia. Los investigadores han realizado un estudio en Francia de más de un millón de personas que sufren el problema. Han descubierto que ser hospitalizado por alcoholismo o por problemas derivados del consumo excesivo de alcohol es un factor de riesgo importante para la progresión de la enfermedad antes de los 65 años.

Haz ejercicios mentales

Estimular el cerebro constantemente ayuda a prevenir la demencia. Así que invierte tiempo en juegos de estrategia: pueden ser juegos de mesa, juegos de ordenador, videojuegos, el viejo conocido ajedrez e incluso la batalla naval.

¿Cuál de estas actividades ya practicas? ¡Asegúrate de compartir con tus amigos y familia!

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén