Hábitos

Los mejores hábitos para la vida

Salud Mental

9 reglas de oro que todo estudiante debe poner en practica para ser exitoso

estudiante

William Henry Gates III o mejor conocido como Bill Gates, es un empresario, informático y filántropo estadounidense, cofundador de la empresa de software Microsoft. Su fortuna está estimada en 95.100 millones de dólares según la revista Forbes, hecho que le define como el segundo hombre más rico del mundo en la actualidad.

A lo largo de su vida ha cosechado muchos éxitos gracias a la práctica de algunas reglas de oro que fueron implementadas por Charles Jay Sykes (comentarista y político estadounidense), por lo que recientemente regresó al instituto donde estudio para dar un discurso a los alumnos sobre estas reglas, esperando de esta manera que los jóvenes de hoy día se motiven y tomen riendas de su vida sin desperdiciarla, aprovechando cada momento de ella. 

¿Cuáles son las reglas de oro?

1. La vida no es justa, acostúmbrate a ello:
Suena duro, sí, pero antes o después a todos nos toca. La diferencia está en lo que pasa luego y eso, sólo depende de TU ACTITUD. Sé práctico. La realidad es la que es. Hay circunstancias que dependen de ti, otras no. Por más que nos empeñemos, ciertos acontecimientos escapan a nuestro control. En estos casos: ¡sal del bucle! Se consciente, acéptalo y redirecciona. Obsesionarte en cómo querrías que fueran las cosas sólo te hace gastar energía y perder el tiempo. Busca alternativas y prueba. ¡Nunca se sabe hasta  dónde te pueden llevar!

2.- Al mundo no le importa tu autoestima, el mundo esperará que logres algo, antes de que te sientas bien contigo mismo:
Lo más importante es que a ti mismo te importe tu autoestima, como dijo un gran expositor, nadie puede motivarse mejor que uno mismo. Porque cuando llegas a conseguir el triunfo, se desatan las envidias, el odio, por ver que tu esfuerzo ha culminado en triunfos y que tu independencia es el resultado de tu autoestima cimentada en el valor que tu misma te das, sin la necesidad de requerir algún apoyo o ayuda, solamente la de Dios.

3.- No ganarás 4.000 dólares mensuales justo después de haber salido de la universidad y no serás vicepresidente hasta que con tu esfuerzo te hayas ganado ambos:
El buen emprendedor es aquel que sabe lo que está haciendo, que entiende el sector en que actúa y sabe descifrar la competencia. Si la persona no cuenta con la educación adecuada, ya sea formal, o práctica, no es posible que tenga éxito”. Peter Thiel fundador de PayPal dijo en Chicago que, al principio, sólo contrataba gente formada en universidades punteras para las plazas disponibles en PayPal. Después, cambió de opinión. “Vi tanta gente con talento en Silicon Valley que no había hecho ninguna carrera superior y a la que le había ido tan bien. Ellas eran más creativas en algunos aspectos y no tenían que soportar las deudas enormes del crédito educativo. Eso parece haber inspirado, en parte, la concesión de becas de postgrado de Thiel Fellowship, permitiendo que jóvenes emprendedores desarrollen sus ideas empresariales en vez de ir a la universidad.

4.- Si piensas que tu maestro es duro, espera hasta que tengas un jefe. Ese sí que no tendrá vocación de enseñanza ni la paciencia requerida:
Nunca subestimes a las personas que te exigen para que seas mejor desde pequeño, porque algún día valoraras ese gran esfuerzo que ellos hicieron para que fueras la persona de bien que eres hoy. Además una educación con exigencia hará que veas la vida desde otro punto de vista, te permitirá discernir y tomar decisiones de una manera más objetiva, lo contrario a los profesores que no tuvieron el valor de exigirte dejándote hacer todas las rebeldías que querías.

5.- Dedicarse a freír hamburguesas no te quita dignidad. Tus abuelos tenían una palabra diferente para describirlo: lo llamaban oportunidad:
Si no puedes trabajar con amor sino sólo con desgana, mejor será que abandones el trabajo y te sientes a la puerta del templo a recibir limosna de los que trabajan con alegría.

6.- Si metes la pata, no es culpa de tus padres, así que no te lamentes por tus errores, aprende de ellos:
Nadie ha tenido padres perfectos ni nadie es perfecto con los propios hijos. Todos los seres humanos han sido afectados de alguna forma en mayor o menor medida por lo que los padres hicieron, de la forma en que fueron educados y también lo que han dejado de hacer. Uno de los problemas que surgen en la psicoterapia es que muchos adultos siguen culpando a sus padres por los errores que han cometido en el transcurso de su vida. Crecer es doloroso y tiene que ver mucho con asumir responsabilidades. No sólo implica aprender por ensayo y error, sino también dejar de culpar a los padres, tomar decisiones y enfrentar las consecuencias de tomar una mala decisión; es preciso enfrentar las consecuencias de malas decisiones. 

7.- Antes de que nacieras, tus padres no eran tan aburridos como lo son ahora:
 Ellos empezaron a serlo al pagar tus cuentas, limpiar tu ropa, y escucharte hablar acerca de tus problemas. Así que inicia el camino limpiando las cosas de tu propia vida, empezando por tu habitación.

8.- La vida no se divide en semestres:
Cuando comiences a trabajar no tendrás vacaciones de verano largas en lugares lejanos y bonitos, y muy pocos jefes se interesarán en ayudarte a que te encuentres a ti mismo. Todo esto tendrás que hacerlo en tu tiempo libre para ser una mejor persona cada día y valorar cada aspecto de tu vida.

9.- Sé amable con los ‘nerds’. Existen muchas posibilidades de que termines trabajando para uno de ellos:
A pesar de que los nerd quieren ser populares ellos deciden desviarse es por la inteligencia; y la popularidad no es algo que puedas hacen en su tiempo libre. Es por ello que en vez de perder tu tiempo tratando de ganar fama en la escuela, ayuda a esas personas que no tienen amigos porque lo más probable es que algún día te lo recompensen y termines pidiéndole ayuda para algún tipo de trabajo.

1 Comentario

  1. juan miguel lacarcel tomas

    muchas gracias por las enseñanzas que nos das

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén